Universitario de Deportes casi suma una noche importante a nivel internacional, esta vez los de Ángel David Comizzo estaban logrando un empate, que en principio parecía imposible. Desde que arrancó el cotejo, Palmeiras fue dominador absoluto, pero después se terminó cayendo, hasta la jugada final.

La primera anotación llegó al minuto 20, cortesía de Danilo quien llegó absolutamente libre y definió a placer para vencer a José Carvallo. Palmeiras para la segunda mitad encendió motores y con velocidad nuevamente pudo vulnerar el área de Universitario. 

Al minuto 52 Raphael Veiga se sumó a la fiesta de anotadores con un remate fulminante, dejando sin chances a José Carvallo una vez más. En ese instante todos los hinchas de Universitario pedían la cabeza de Ángel David Comizzo.

Pero una ráfaga de buenos momentos en el cuadro crema sirvieron para que, con anotaciones por duplicado de Enzo Gutiérrez, el príncipe de los goles importantes (como lo conocen en Chile). Universitario de Deportes lograse empatar (2-2) y alegrar un poco la noche de su fanaticada que nunca dejó de alentar desde sus casas.

Sin embargo, una jugada en el último suspiro significó un hecho que le dolió en lo más íntimo al hincha de Universitario. Porque la anotación final de Víctor Renan, de cabeza a un segundo de terminar el cotejo, amargó la noche del equipo estudiantil. Una lástima.