Helsinki, de Finlandia, fue el equipo que sufrió la derrota de Fenerbahce, en Estambul. Solo 1-0 pudo vencer el equipo de Turquía a los finlandeses que definirán la llave en condición de local, dentro de una semana. Sin embargo, fuera del marcador, hubo el hecho curioso de la Europa League.

Y es que en pasados días fue tendencia en redes sociales y motivo de polémica las nuevas indumentarias de Puma, la marca alemana que varios de sus clubes no tienen el escudo del club, sino el nombre del mismo. Este jueves, en el equipo estambulita sucedió el primer desliz por esa novedad en las camisetas.

Al minuto 65, el joven volante de 20 años, Muhammed Gumuskaya, anotó el único tanto de la victoria de su equipo, el mismo que le dio la oportunidad de debutar en el profesionalismo. Como agradecimiento, intentó besar el escudo del club, pero, ahí llegó la anécdota futbolera del día.

Su festejo a rabiar incluía beso al símbolo representativo de la institución, pero cuando fue hacer el gesto, no lo encontró, dado que esa tercera equipación solamente tiene el nombre del equipo. La imagen le dio la vuelta al mundo del fútbol, todo por ver la reacción del futbolista.

El próximo jueves 26 de agosto se disputará la vuelta del encuentro, pero en la capital finlandesa. El marcador por la mínima es una pequeña diferencia que asume Helsinki para buscar la heroica y meterse a la fase de grupos de la UEFA Europa League.