Locura, batacazo o gran sorpresa, llámalo como quieras, pero lo que nos dejó el último juego de la Ronda de Comodines fue partido sensacional digno de los Playoffs de la NFL. Cleveland Browns sorprendió al mundo del fútbol americano en el primer tiempo y Pittsburgh Steelers luchó hasta donde más pudo.

En las primeras posesiones los Steelers fueron el hazme reír de la NFL, y no porque seamos haters de Pittsburgh decimos eso, sino por la magnitud de errores que cometieron. Un mal centro que se fue por las nubes, dos intercepciones y una serie de tres y fuera; algunas de las fallas.

¿Las consecuencias? Los Browns anotaron 28 puntos en el primer cuarto y al término del primer tiempo se fueron con una ventaja de 25 unidades. Desde 1969, un equipo (los Raiders) no tenía una diferencia en el marcador de 28 puntos. Cleveland estaba dando el batacazo con una buena paliza en Pittsburgh, pero…

A los Steelers nunca los des por muerto y más si tienen en los controles al experimentado Ben Roethlisberger. La defensa de Pittsburgh empezó a responder y los puntos fueron llegando. En el tercer cuarto los Browns se fueron en blanco y los Acereros sumaron 13 unidades que los acercaba al milagro.

La definición de Steelers vs. Browns: Playoffs de la NFL

Con 12 puntos de diferencia, los Steelers tuvieron una cuarta oportunidad y una yarda por recorrer al inicio del último cuarto, no se la jugaron, intentaron engañar para generar un castigo, pero Cleveland no mordió el anzuelo.

Los Browns respondieron, anotaron dos touchdowns más y liquidaron el juego con una cuarta intercepción a Roethlisberger. La victoria se consumó por 48 a 37, el batacazo se dio y Baker Mayfield enfrentará a los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes en la Ronda Divisional de la AFC.