Transcurrido poco más de un año del asesinato de George Floyd, su nombre continúa generando polémica a lo largo y ancho de los Estados Unidos, esta vez, recientemente volvió a salir el tema en Brooklyn, New York, en medio de un homenaje hacia su persona.

El pasado sábado se inauguró una estatua en honor a Floyd, donde estuvo presente una multitud de personas, entre ellas su hermano Terrence Floyd. Sin embargo, un acto de vandalismo se apoderó del sentido homenaje hacia el afroamericano caído.

Gran parte de la estatua fue pintada en color negro como gesto de racismo, lo cual desencadenó polémica tras descubrirse lo sucedido, trayendo al presente el dolor y angustia que se vivió en el pasado a consecuencia del asesinato de Floyd.

El homenaje de George Floyd que terminó en racismo

"Es una declaración importante para una persona importante. Ver a Brooklyn representarlo y honrarlo en un feriado nacional, es todo amor", afirmó Terrence Floyd a NBC.

Estatua de George Floyd en Brooklyn (Foto: Getty)

"Seamos claros: este es un acto vergonzoso, un crimen de odio y totalmente irrespetuoso con la memoria del Sr. Floyd y con la comunidad negra, así como con nuestros esfuerzos por lograr la justicia y la igualdad racial. Y no seremos disuadidos", sentenció Farah Louis, concejal de la ciudad de New York.