En Las Vegas, en el marco de la preparación para los Juegos Olímpicos, Sergio Hernández trabaja con la preselección de básquetbol con el fin de ponerse a punto con entrenamientos diarios y una serie de amistosos ante equipos que también estarán jugando por una medalla en Tokio 2020.

El plantel, compuesto en su mayoría por los subcampeones en el Mundial de China en 2019, recibió la visita de un conocido compatriota que triunfa en Estados Unidos. Santiago Ponzinibbio, que milita en la UFC, pasó a saludar a los jugadores por el comedor del hotel donde se concentra la selección y todos compartieron una charla que siempre sirve para descomprimir en momentos de presión. 

 

El peleador argentino, que se está recuperando de su último enfrentamiento de junio ante Miguel Baeza, recibió de regalo una camiseta de la Selección firmada por todo el plantel y se tomaron una foto juntos. Luego bromearon y dos jugadores se animaron al tradicional cara a cara que se produce en los pesajes previos a las peleas profesionales. Tayavek Gallizi y Facundo Campazzo fueron los valientes, aunque el de Denver Nuggets no le aguantó la mirada al intimidante platense, que también le mostró cómo se hace una llave al cuello. 

Los de Oveja Hernández disputaron dos amistosos en la ciudad del estado de Nevada en lo que va de preparación. Fueron una caída ajustada por 87-84 ante Australia y una derrota este lunes ante Nigeria por 94-71. Este martes se enfrentarán ante Estados Unidos, que también perdió ante los mismos rivales en el marco de la puesta a punto. 

Argentina, que aún tiene que confirmar a los tres jugadores cortados que definan a los 12 que viajarán a Tokio, debutará en los Juegos Olímpicos el 26 de julio ante la Eslovenia de Luka Doncic por el Grupo C. Luego completarán la primera fase ante España el 29 de julio y cerrarán ante el local, Japón, el 1 de agosto.