Christine Mboma ha estado en la mira de todos en estos Juegos Olímpicos. La corredora de Namibia con hiperandrongenismo logró una impresionante marca de 21.97 en los 200 metros planos de Tokio 2020 y ha traído a discusión una vez más la incidencia de la testosterona en el deporte. La leyenda del atletismo, Marcin Urbas ha solicitado públicamente que se realice una verificación médica que confirme si la africana es realmente mujer. 

El caso de Christine Mboma, al igual que Laurel Hubbard (levantadora de pesas trans) ha traído nuevamente a la mesa el eterno debate sobre la incidencia de la testosterona en el rendimiento deportivo. World Athletics ha obligado a la africana a competir únicamente en los 200 metros en Tokio 2020 luego de determinar que esta tiene hiperandrongenismo, al igual que su compañera Beatrice Masilingi.

Las mujeres con hiperandrogenismo se caracterizan por tener más hormonas producidas por la testosterona de lo normal. Esto ha causado polémica en estos Juegos Olímpicos, ya que Mboma ha batido 2 récords mundiales Sub-20, metiéndose en la final de los 200 metros femeninos solo por detrás de la campeona defensora, Elaine Thompson-Herah.

Solicitan verificación médica

La condición hormonal de la africana le ha generado desconfianza a la leyenda, Marcin Urbas. "Me gustaría pedir una prueba a Mboma a fondo para que estemos seguros de que es una mujer. La ventaja de testosterona de Mboma sobre otras participantes se ve a simple vista. En construcción, modo de movimiento, técnica trágica, pero, al mismo tiempo, aplasta en velocidad y resistencia. Tiene parámetros de un niño de 18 años. En mi caso, me legitimé a esa edad con un 22.01. Ella hizo 21.97 en Tokio 2020" fueron palabras replicadas por Marca. 

"Con progresión y mejora de su técnica bajará pronto de 21.00 en el 200 y de 47.00 en el 400. Seguiremos pensando que es justo e igual. Y es una injusticia clara e insolente contra las mujeres que lo son, definitivamente. Sería normal si no tuviese un nivel de testosterona superior. Y, a pesar de esto, se le permite actuar en los Juegos Olímpicos contra mujeres. Y en caso de que lo fuese, se debe aplicar un tratamiento de reducción de testosterona. Hasta entonces, no se debe permitir que compita en una atmósfera así" añadió el polaco.