Este martes, en el Alfredo di Stéfano, Real Madrid recibió al Chelsea por la ida de las semifinales de la Champions League. El gran favorito era la Casa Blanca en la previa, pero no fue así en el comienzo del partido.

Antes de los diez minutos, Thibaut Courtois hizo un atajadón fenomenal contra Timo Werner y anuló lo que era el 1-0 del equipo de Thomas Tuchel. No obstante, apenas cinco después, no pudo hacer nada.

De un pelotazo largo a la espalda de la última línea del Real Madrid, Christian Pulisic apareció sin marca para irse mano a mano contra el arquero belga.

Courtois le tapó todo el arco pero, con mucha frialdad, el mediocampista de Estados Unidos se tomó su tiempo e hizo desparramar por el suelo al arquero.

Cuando se sacó de encima al belga, Pulisic definió ante el arco del Real Madrid, que lo custodiaban un par de defensores. 

¡Uno de los mejores goles de la Champions League!