Harry Kane es, sin ningún tipo de duda, uno de los delanteros más destacados de todo el mundo desde hace varios años. Y eso queda claro partido tras partido.

No por nada el destacado artillero inglés que milita Tottenham Hotspur es pretendido por varios de los conjuntos más importantes del viejo continente.

En ese contexto, este domingo, bajo la órbita de una nueva fecha de la Premier League de Inglaterra, el equipo de José Mourinho se presentó como local de Crystal Palace.

Y Kane cumplió un rol fundamental en el tramo inicial del partido. De hecho, el delantero asistió a Gareth Bale, que se despachó con las dos primeras anotaciones.

Pero claro, faltaba el gol del atacante del seleccionado británico. Y ese tanto llegó cuando transcurrían jugados seis minutos de la etapa complementaria.

Kane recibió el esférico afuera del área, recostado sobre la derecha. De primera, sacó un remate fabuloso que se terminó metiendo en el ángulo más lejano para el 3-1.