La Selección Argentina amaneció con un control antidoping sorpresa dispuesto por la FIFA, en la previa del amistoso contra Italia en Manchester.

Los controles fueron hechos durante la mañana y forzó a suspender la práctica matutina que había planificado Jorge Sampaoli, quien tuvo que correr el horario de entrenamientos, según informó TyC Sports. 

Lionel Messi y sus compañeros tuvieron que someterse a los controles de la FIFA y podrán practicar recién durante la tarde de Manchester.

Italia todavía no ha llegado a Inglaterra y se spera que arribe sobre la hora para jugar ante la Argentina, que luego deberá enfrentar a España el martes, en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid.