El domingo 18 de agosto de 2013 es una fecha significativa para el modesto Ajaccio de Francia, ya que ese día visitó al poderoso PSG y contra todos los pronósticos sacó un impensado empate a un gol de la cancha del estadio Parque de los Príncipes con una memorable actuación del portero del América y de la selección mexicana Francisco Guillermo Ochoa.

“El mejor partido de Memo con nosotros fue contra el París Saint-Germain", recordó Alain Orsiani, expresidente del Ajaccio, en entrevista pra ESPN. "Los jugadores de París intentaron 19 veces meternos gol y él sacó todo de manera increíble. Nosotros habíamos metido gol al principio del partido y al final de empatamos 1-1. La verdad que con otro portero en lugar de haber recibido uno, pudiéramos haber recibido siete goles, pero esa noche estuvo espectacular”.

Francisco Guillermo Ochoa tenía entonces 28 años y soportó todos lo embates de figuras como Javier Pastore, Lucas Moura, Zlatan Ibrahimovic y Edinson Cavani. Con esa actuación de Ochoa quedaron en el olvido aquellas desconfianzas que los periodistas deportivos franceses tuvieron en 2011 cuando el portero mexicano llegó a la Ligue 1.

Del Ajaccio al Málaga

“Cuando Memo firmó, los periodistas franceses me decían que cómo era posible que lo hubiera fichado", apuntó Orsiani quien recuerda como Ochoa "tenía la responsabilidad de hacerse de un lugar y muy rápidamente se convirtió por su carisma, por su profesionalismo en un jugador importante. Los periodistas estaban un poquito dudosos sobre Memo, pero en París, contra un equipo que tenía millones y millones de euros en cada posición, estrellas internacionales, demostró su capacidad”.

En tres temporadas en la Ligue 1, Francisco Guillermo Ochoa enfrentó seis veces al PSG; fue goleado dos veces en la temporada 2011-12, en las dos ocasiones de la 2012-13 se fue con el arco en cero y en 2013-14 protagonizó el memorable empate 1-1 y una derrota de 2-1. Al final de esa campaña, el guardameta mexicano se fue al Málaga de España, un fichaje que Alain Orsiani aún lamenta.

Guillermo Ochoa atajó tres temporadas para el Ajaccio (foto: Getty Images).

“Estuve decepcionado de las posibilidades que le ofrecieron a Memo a nivel europeo, porque cuando salió del Ajaccio firmó en España y se encontró con un problema. Yo creo que el presidente del club lo quería, pero el entrenador tenía más cariño por el otro guardameta y creo que Memo no tuvo la carrera que se merecía en Europa. Eso es para mí absolutamente obvio”, remató Alain Orsiani.