RPP hizo uno de los destapes más importantes de la semana. Expusieron que la delegación de la Selección se iba a vacunar con las vacunas de todos los peruanos y no con la brindada por la CONMEBOL.

Obviamente, el escándalo escaló. Esta acción significaba que gente vulnerable, personas de riesgo que en caso le dé COVID podían perder su vida, iba a dejar de vacunarse por dársela a los futbolistas.

Entonces, el ministro de Salud salió a aclarar el tema. Suspendió el proceso. Se dijo, entonces, que el mismísimo Francisco Sagasti había dado la orden de parar y que Ricardo Gareca también tenía que ver en este acto.

Pasaron las horas y la ciudadanía exigía respuestas. Entonces, salió el Ministro de Salud a brindar declaraciones. En sus palabras, acusó a la FPF de mentirles.

"Hemos averiguado en Conmebol y no es obligatoria la vacuna para jugar los torneos", señaló Oscar Ugarte diciendo en en la federación les habían dicho lo contrario.

Así, comienzan un nuevo conflicto. Ahora, habrá que investigar. Igual, desde acá, sea obligatorio o no, consideramos que la vida está primero que el fútbol ¡Mal todos!