Volvió la Liga 1 más desprolija que nunca. El torneo local de Perú tiene tal desoganización que hasta los jugadores se han contagiado de las improvisaciones en los altos mandos.

Con programaciones confusas y suspensión de partidos, el campeonato peruano es más noticia por su desorden que por sus partidos o por sus goles. La cabeza de los futbolistas parce tambiém algo confundida.

Hace unos días, por ejemplo, vimos a Reimond Manco haciendo un gesto rarísimo para patear un tiro libre. Un defensor que se quedó mirando como el delantero defenía es otra muestra.

Beto da Silva tampoco falta en este recuento de momentos extraños. El extremo la recibió y su control fue tan malo que terminó en un lateral para el rival.

Una jugada parecida protagonizó Washington Corozo este lunes. El ecuatoriano la recibió por la banda y encaró. Se tropezó y cuando intentó pararse chocó con el balón y la tiró al lateral.

El video de la jugada es bastante elocuente. De hecho, el narrado en aquel momento habla de una hormiga que se la pudo haber quitado. En fin, la Liga 1 y sus cositas...