Aunque tampoco fue considerado para el partido decisivo, Eden Hazard apareció en los festejos de Real Madrid en el Santiago Bernabeú, algo que no pasó con Gareth Bale, que un día antes del partido se bajó de la convocatoria por supuestas molestias en la espalda.

El jugador belga sufrió una fisura del peroné el pasado 25 de marzo y será baja hasta la primera semana de mayo, por lo menos, pero a pesar de eso y de no poder ser parte del equipo estuvo en el Santiago Bernabaú, incluso una vez terminado el juego se metió al campo para celebrar con sus compañeros.

El que brilló por su ausencia fue Gareth Bale, que sorprendio el viernes previo al partido con una dolencia en la espalda que lo dejó fuera de la lista, a pesar que Carlo Ancelotti pensaba contar con él en el partido.

Esa situación molestó a todo el madridismo, y la gran incógnita era saber si Bale iba a hacerse presente en la fiesta Blanca, finalmente el galés no apareció. Hay quienes se animaron a decir que al jugador no le gustan estas fiestas.

Lo cierto es que la relación de Bale con la gente, directiva y ahora hasta cuerpo técnico del Madrid no es de los mejores, este alejamiento del grupo solo podría adelantar un poco más su fin de cicló en Madrid que terminá ahora en junio de 2022.