UEFA está tratando de reinventar sus competencias europeas de la forma en que sean de mayor atractivo para el espectador, pero también satisfaciendo sus propios intereses y el de los equipos europeos. En este sentido, podría cambiar totalmente el formato y el lugar en donde se realice la Supercopa de Europa. La idea sería poder llevarlo a los Estados Unidos y jugar incluso con invitados de ese país.

Según ha revelado la agencia de noticias AP y ha confirmado The Guardian, el organismo europeo está en conversaciones para tratar de cambiar la Supercopa. En su reemplazo, querría un nuevo torneo que le dé inicio a la temporada europea en donde cuatro equipos se enfrenten, incluyendo uno proveniente de la Major League Soccer (MLS).

 

La nueva Supercopa de Europa reuniría a los campeones de la Champions y la Europa League, tal como viene sucediendo habitualmente. Aunque se le sumarían otros dos equipos: uno sería el ganador de la Conference League, nuevo torneo que ha impulsado UEFA y el otro sería el campeón de la temporada de la MLS. A su vez, la competencia se mudaría fuera de Europa y llegaría a los Estados Unidos.

Las negociaciones por este nuevo formato para la Supercopa Europea se dan en el marco también de un nuevo acuerdo entre FIFA y los Estados Unidos por los derechos en inglés de sus competencias en lo que representa un recargo del 150 por ciento por sobre el contrato actual. De todas maneras, la Asamblea General de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) que se realizará en Estambul, Turquía entre jueves y viernes podría ser fundamental para que este 'nuevo torneo' cobre vida.

La Supercopa de Europa también se mudaría a Estados Unidos a fin de ofrecer al espectador mayores espectáculos deportivos, casi como sucede con el Super Bowl. De hecho, según las fuentes citadas por AP, se considera que el certamen se lleve a cabo durante un fin de semana festivo y con la posibilidad de albergar bandas de música en vivo tocando antes de los partidos o en el medio tiempo.