Mientras Lionel Andrés Messi frena negociaciones con Al-Hilal a la espera del Barcelona y mientras Karim Benzema se alista para despedirse hoy del Real Madrid, por Arabia Saudita la hoja de ruta no cambia. El gobierno de Riad consigue un hito clave de cara a convertirse en próxima gran potencia del fútbol mundial. Habrá presupuesto sin límites para cuatro clubes que marcarán el camino.

El fichaje de Cristiano Ronaldo por Al-Nassr fue solo el inicio de un plan que pronto dará más novedades en cuanto a transferencias se refiere y que pone sus ojos en ser la sede del Mundial del 2030. Hasta que llegue dicho momento, desde el gobierno y la casa real de la familia saudí continúan quemando etapas hacia lo que parece ser un plan de expansión que ni siquiera sus vecinos en Emiratos o Qatar han podido si quiera rozar.

Desde MARCA se hacen eco de los últimos acontecimientos en el Fondo PIF para explicar una medida que pese a su simpleza, implica cambios de peso en la estructura del torneo donde Cristiano Ronaldo ya espera para competir con Karim Benzema sobre el césped. Bienvenidos a una liga donde hasta cuatro clubes tendrán presupuesto ilimitado.

Falta una estrella

“Dentro del proyecto de inversión y privatización de clubes deportivos, cuatro clubes deportivos saudíes, a saber, Al-Ittihad, Al-Ahly, Al-Nasr y Al-Hilal, se transformaron en empresas propiedad de PIF”, anuncio oficial de Mohamed Bin Salman, máxima cabeza del fondo, dueño de Newcastle y heredero al trono de Riad. A partir de este momento dichos clubes juegan como entes privados y bajo otras normas a nivel económico.

Correcto, PIF será el dueño de los clubes que ya tienen a CR7, a Karim Benzema, que aguarda por Messi y que ahora buscará estrella para ese Al-Ahly donde habrá que ver quien cierra el círculo. La operación pretende tener un campeonato competitivo cada 12 meses y donde un crack mundial lidere a los futuros talentos del fútbol saudí. Tras sus años por los campos de Oriente Medio, se espera que todos estos nombres ejerzan de embajadores para la campaña de Arabia rumbo a ser la sede del Mundial 2030.

¿Por qué se dice que tendrán un presupuesto infinito? PIF ostenta un patrimonio superior a los 30.000 millones de euros que irá acompañado como explican desde MARCA de un presupuesto para Al-Ittihad, Al-Ahly, Al-Nasr y Al-Hilal de 480 ‘kilos’ cada 12 meses. La expansión del gobierno saudí ya es un aviso a toda Europa y un paso menos buscando el máximo objetivo.