Ya han pasado dos semanas desde que el mariscal de campo Aaron Rodgers ha dado a conocer su decisión de querer partir de Green Bay Packers, y si bien no hay novedades respecto a este tema, la franquicia ha tomado una medida que explicita los pasos a seguir de cara a la temporada 2021 de National Football League (NFL).

Esto porque la escuadra de Misuri ha firmado a su nuevo quarterback en la persona de Blake Bortles, de 29 años, y que el pasado certamen jugó para Los Angeles Rams, aunque su mejor paso fue en el comienzo de su carrera, cuando entre 2014 y 2018 defendió a Jacksonville Jaguars.

De esta forma, los Packers dan a entender que cuentan con nombres en el puesto para poder suplir una eventual salida de Rodgers, ya que junto a su nuevo refuerzo, en el plantel está Jordan Love, quien llegó al equipo mediante el Draft 2020, aunque también se puede tomar para cubrir la salida de Tim Boyle, quien firmó con Detroit Lions.

¿Packers le muestra la puerta de salida a Rodgers?
 

Mientras todo esto ocurre, el insider Ian Rapoport de NFL Network dio a conocer que la institución ha enviado al agente del veterano jugador de 37 años una nueva oferta para renovar el vínculo actual que tienen, hasta la temporada 2023, en un acuerdo que sería significativa. 

A pesar de esto, y que a este interés ha habido "cierto compromiso" por parte de Rodgers y su agente, lo concreto es que la relación con los Packers "está complicada", por lo que advierte el reportero que la misma "podría ir en cualquier dirección ahora mismo".

Blake Bortles en 2020 con Los Angeles Rams (Getty)

De hecho, el mariscal de campo no ha participado en el programa de temporada baja, que ha sido virtual desde el 19 de abril y se espera que no se presente a las actividades organizadas por el equipo, a partir del 24 de mayo, por lo que una posible vuelta a Misuri se esperaría para el minicampamento del 8 al 10 de junio.