Sabido es que muchos deportistas destacados en Estados Unidos, cuando ya dejan de ser profesionales, algunos comienzan sus carreras en televisión, la mayoría como analistas en transmisiones de juegos; pero hay excepciones, y una de esas es el mariscal de campo Aaron Rodgers.

Es que la máxima figura de Green Bay Packers, y último ganador del premio al Jugador Más Valioso de la National Football League (NFL), está aprovechando la actual temporada baja para aceptar el desafío de conducir uno de los programas de entretenimientos más reconocidos del mundo: Jeopardy!.

Rodgers fue invitado durante todo el mes de abrir a comandar el espacio que se emite por la cadena ABC, y los números de sintonía del programa de TV se fueron por las nubes, de hecho, según el portal especializado TVNewsCheck, la audiencia aumentó en un 14 por ciento.

El éxito de Aaron Rodgers como conductor de TV
 

De hecho, la publicación agrega que en la lista de distribución para el período que finalizó el 11 de abril, realizada por NielsenJeopardy! obtuvo un rating de 5.6 puntos, poniéndolo por delante de espacios como Family Feud y Wheel of Fortune

Aaron Rodgers (Jeopardy!)

Consultado por si estaría dispuesto a convertirse en conductor, a tiempo completo, de este programa de TV, Rodgers respondió que "no creo que tenga que dejar el fútbol para hacerlo", agregando que "filman 46 días al año. Trabajé 187 este año en Green Bay. Eso me da 178 días para hacer Jeopardy! Así que siento que podría encajar 46 en ese 178 y hacerlo funcionar"

"Sería un trabajo de ensueño sin duda, y no soy tímido en decir que quiero el trabajo. Así es como lo hice. Quiero un oportunidad de estar en la mezcla", sentenció el mariscal de campo.