La temporada NFL 2019/20 terminó abruptamente para el equipo de los Steelers cuando perdieron de manera abultada ante los Cleveland Browns en Playoffs. Para el QB, Ben Roethlisberger, fue también un año duro que llenó de dudas a todos los fanáticos. 

Este martes, Big Ben habló con los medios por primera vez desde que reestructuró su último año de contrato con la franquicia en marzo, y se lo notó feliz y motivado para la temporada de NFL 2021/22. Habló de su pasado, de su futuro y aclaró cosas que quedaron en la nebulosa para los hinchas del equipo acerero. 

El año pasado, la ofensiva de Pittsburgh con Ben a la cabeza, fue una de las peores de la liga y verla semana a semana causaba desesperación debido a la poca creatividad y dinámica que tenía. La defensa cargó con ese equipo, y Big Ben cree fírmemente que eso puede cambiar de ahora en más. 

 Big Ben quiere ganar con Steelers

Una de las cosas que más se reprochaba al equipo, y al mariscal de 39 años en especial, era su gran contrato que perjudicaba al armado del roster en favor de un Ben que no tuvo unos últimos años buenos y sanos. Ante preguntas directas, el QB dos veces ganador del Super Bowl respondió sin medio y dejó en claro muchas cosas. 

"Soy blanco y oro en todo sentido... Quiero estar aquí. No deseo estar en ningún otro lado", dijo Big Ben ante la pregunta de si sería el próximo mariscal es cambiar de equipo en el ocaso de su carrera. "Voy a encarar esta temporada como hago con todas: Como si fuese la última", declaró Roethlisberger,.

También habló de su reestructuración de contrato. "(La reducción de su sueldo) fue mi idea" exclamó, y continuó, "les dije que quería ayudar al equipo como pudiese, entonces fui y les dije que haría lo que pudiera para ayudar a firmar a los jugadores que nos servirían para ganar partidos".