Es increíble pensar como de la noche a la mañana, la relación entre Aaron Rodgers y Green Bay Packers se deterioró y se hizo de caracter pública más allá del vestuario y las oficinas del equipo en la National Football League (NFL).

En la campaña pasada, ambos estaban remando en la misma dirección para darle a los suyos una alegría, pero terminaron cayendo ante los imponentes Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady y compañía, aún así, se levantaron y están dispuestos a dar todo en la temporada 2021-2022.

Ahora, el mariscal de campo no quiere seguir en la institución, llenando las redes sociales y los noticieros con dicho titular, razón por la cual ha salido el presidente de los Packers para afirmar que siguen "comprometidos con Rodgers en 2021 y más allá".

Aaron Rodgers (Foto: Getty)

La delicada situación de Aaron Rodgers con Green Bay Packers

Sin embargo, a pesar de estas palabras, Aaron Rodgers no quiere volver a vestir la camiseta de Green Bay Packers a menos que se cumpla una condición delicada y drástica: La salida del gerente general, Brian Gutekunst, dejando en más que claro cuál es el problema del quarterback con la organización.

(Foto: @BleacherReport)

Todo esto según un reporte de Charles Robinson, de Yahoo Sports, el cual reveló que esta sería la medida que tendrán que cumplir los de Wisconsin para conservar al mariscal de campo, conociendo que por su mente pasa el retiro si el equipo no le deja marchar.