La NBA está a la vuelta de la esquina. En solo una semana ya se dará el comienzo con el estelar partido entre Brooklyn Nets y Los Ángeles Lakers, dos serios candidatos al anillo pero que antes del arranque de la temporada ya presentan problemas particulares.

El día siguiente, el miércoles 20 de octubre, debutarán oficialmente en la edición 2021/22 de la NBA los tres argentinos. Primero será Leandro Bolmaro con sus Minnesota Timberwolves, ante Houston Rockets a las 21 horas, una hora más tarde será el estreno de Gabriel Deck con Oklahoma City Thunder, y Facu Campazzo jugará a las 23 con la camiseta de Denver Nuggets ante el finalista de la temporada pasada, Phoenix Suns.

Los tres jugadores y las tres franquicias poseen contextos totalmente diferentes pero, dentro de sus contextos: ¿Alguno puede ilusionarse con el anillo de campeón?

Facundo Campazzo

El Facu fue el primero en llegar, en las vísperas de la temporada pasada. Por eso, pudo entrenarse desde el arranque con los Denver Nuggets y adaptarse poco a poco en la NBA en un año que fue bastante particular por la pandemia. Esta edición que comenzará la próxima semana será su segundo año, pero su primera temporada 100% normal.

En relación al equipo, Denver es un contendiente al título, teniendo al último MVP de la temporada regular, Nikola Jokic, y grandes jugadores a su alrededor como Aaron Gordon y Michael Porter Jr. El único problema para los Nuggets es que la segunda espada del equipo, Jamal Murray, se perderá gran parte de la temporada por la rotura del tendón de aquiles a fines de la edición pasada. Esto para Facu es una ventaja, porque podrá ser titular de entrada, pero a la franquicia le quita las chances de aspirar al título.

Con Jamal en cancha, Denver pudo terminar en el tercer puesto en la Conferencia Oeste de la temporada regular pasada, pero cayeron en semifinales tras eliminar a Portland en primera ronda. ¿Con quién perdieron? Contra quienes debutarán este miércoles próximo, Phoenix Suns. En resumen, sin Murray es difícil aspirar a ser campeones, pero los Nuggets darán pelea. Facu es sin dudas el argentino con mayores posibilidades.

Leandro Bolmaro

El más joven de los tres. Con 20 años, el cordobés fue elegido en el Draft del año pasado en el puesto 23 por los New York Knicks, pero fue traspasado esa misma noche a Minnesota Timberwolves. Y tras un año extra en el Barcelona, llegó a la NBA con más rodaje, confianza y experiencia, a una franquicia plagada de jóvenes. 

Minnesota tiene uno de los núcleos juveniles más interesantes de la liga con la presencia de Karl-Anthony Towns, D'Angelo Russell y Anthony Edwards principalmente, y Bolmaro llega a aportar sus granos de arena a ese grupo que se va consolidando.

Lo bueno de Minnesota tienen la virtud de que, con buena salud, son un equipo más fuerte que las anteriores temporadas donde no clasificaron a Playoffs, por lo tanto en esta edición de la NBA, pueden aspirar a sorprender a unos pares con una clasificación. Bolmaro llega a un lugar en el cual no tendrá tanta presión, donde ya lo quieren por lo demostrado en las redes sociales desde su arribo, y donde cuenta con Pablo Prigioni como asistente técnico, por lo que no es el único argentino allí. Las chances de campeonar esta temporada son cero, pero a futuro podría lograrlo tranquilamente.

Gabriel Deck

Tortu es quien tiene la situación más complicada de analizar. Su equipo es un constante cambio, ya que Oklahoma City Thunder está encaminada en una brutal y agresiva reconstrucción, por lo que durante la temporada abundan los traspasos con otras franquicias por jugadores más jóvenes o elecciones del Draft del futuro.

Por lo tanto, Deck no tiene garantizado que juegue toda la temporada en OKC. Esto puede suponer una buena noticia para él, porque puede llegar a recaer en una franquicia con más posibilidades de campeonar, así como también puede ser un mal presagio porque ese mismo equipo al que llegue puede cortar su contrato y dejarlo como agente libre.

La cuestión es que mínimo hasta enero, Deck tiene asegurado su lugar en la NBA, con la posibilidad de ir extendiendo su vínculo hasta fines de temporada. En Oklahoma, lamentablemente no tiene chances de llegar ni a Playoffs, ya que son un equipo sin experiencia y casi sin jugadores de impacto como para aspirar a, mínimo, una primera ronda.

¿Y quiénes son los equipos con chances de ser campeones?

Principalmente, franquicias como Los Lakers o Brooklyn Nets. Se concentraron en armar súper equipos con tres mega estrellas y complementos de élite, pero en ambos ya se asomaron problemas. En los de Los Angeles, LeBron James, Anthony Davis y Russell Westbrook serán los encargados de buscar el anillo, pero ya dos compañeros suyos presentaron lesiones: Talen Horton-Tucker y el inóxidable Trevor Ariza.

En los Nets, el problema es más grave aún. Kyrie Irving, una de las tres cabezas del monstruo neoyorquino, se manifestó antivacunas, y por reglamentación de la NBA, los jugadores deben estar vacunados para jugar en ciertas jurisdicciones, siendo Nueva York una de ellas. Por lo tanto, Irving se perderá media temporada, o la temporada completa como confirmaron en Brooklyn, por no querer vacunarse.

Otros contendientes son los últimos campeones, Milwaukee Bucks de la mano de Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton y Jrue Holiday. Además, se suma Phoenix Suns como los que fueron finalistas la temporada pasada. Golden State Warriors, si Klay Thompson regresa de su lesión que lo marginó dos años en buenas condiciones, también serán una franquicia de temer con la vuelta de los "Splash Brothers". Y por último, el súper equipo defensivo de Miami Heat, finalista hace 2 temporadas y con refuerzos de lujo como Kyle Lowry y PJ Tucker. El show comienza en una semana... y no vas querer perdertelo.