Cada vez que un jugador de la calidad de Lionel Messi disputa una Copa Mundial de la FIFA, sabe que tiene una cita para quedar en la historia del fútbol con algún golazo o logrando algún hito. Un sentimiento que el 10 de la Selección Argentina conoce muy bien y que volverá a sentir en los próximos días.

Más allá de sus grandes actuaciones en el pasado, como la de Brasil 2014, la copa que se jugará en Qatar puede ser un antes y un después para Messi ya que tendrá la oportunidad de superar a dos glorias como Diego Maradona o Gabriel Batistuta con dos récords de la Selección en Mundiales.

En primer lugar, uno de los hitos "más accesibles" que tendrá Messi por delante será el de ser el jugador con más partidos disputados en la historia de Argentina dentro de un Mundial. Con 19 encuentros distribuidos entre 2006 (3), 2010 (5), 2014 (7) y 2018 (4), solamente necesitará dos juegos para alcanzar los 21 de Diego Maradona.

A su vez, si Messi logra destacarse podría convertirse en el máximo goleador de la Selección Argentina dentro de esta competencia. Para esto, el capitán deberá convertir al menos cuatro goles para alcanzar los 10 de Batistuta. Actualmente posee 6 tantos convertidos en el 2006, 2014 y 2018.

El récord de Messi dentro de la historia de los Mundiales

Por otro lado, el jugador argentino también podrá ampliar una marca que ya le pertenece desde Rusia 2018 en la cual se lo indica como el único en la historia en asistir en cuatro Mundiales diferentes. Es decir, asistiendo a un compañero durante Qatar, Messi estiraría esto a cinco Copas del Mundo.