Cruz Azul y Pumas UNAM se enfrentarán en unas Semifinales de Liguilla que prometen demasiado desde lo futbolístico, ya que ambos equipos se han ganado el derecho de estar entre los cuatro mejores de la Liga MX. Sin embargo, si en la previa se decía que los Universitarios estarían allí, seguramente más de uno pensaría que se trataba de una broma.

Andrés Lillini llegó al cargo en un momento de crisis. Míchel González renunció a su cargo y dejó al equipo sin la cabeza principal del proyecto deportivo a días de que comience el Guard1anes 2020. Chucho Ramírez se encontró sin demasiado margen de maniobra, pero tomó el camino correcto: apostó por el entrenador argentino.

Lillini y Robert Dante Siboldi tienen mucho en común, ya que ambos eran estrategas de fuerzas básicas, pero el apuro de los equipos los colocó en el lugar que están ahora. El actual entrenador de La Máquina vivió una situación similar a la de su par de los Universitarios cuando se encontraba en Santos Laguna y José Manuel de la Torre salió de su cargo en el Apertura 2017. Allí, el uruguayo fue el que lo suplió como interino.

Todos saben lo que sucedió después con aquellos Guerreros: Siboldi comenzó a ganar, igual que lo hizo Lillini, y fue ratificado en el puesto como el entrenador principal. No solo eso, sino que aquel Santos Laguna logró coronarse en el Clausura 2018 con un estratega que no tenía la experiencia de muchos de sus colegas. Sí, rompió todos los pronósticos.

Andrés Lillini, a repetir lo de Robert Siboldi

El entrenador argentino quiere y desea poder hacer aquella hazaña, ya que después de haber estado tanto tiempo en la formación de jugadores, ahora puede darse el lujo de sacar provecho de aquellos años. Sin dudas, Pumas UNAM tiene con qué aferrarse, porque además ahora también saben que es posible campeonar con un técnico sin demasiada experiencia.