arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

En México han jugado muchos futbolistas extranjeros que dejaron su marca en la liga.

Concacaf Liga MX

Los 15 mejores jugadores extranjeros de la historia de la liga mexicana

Estos futbolistas llegaron a México y se transformaron en estrellas de sus equipos.

En México han jugado muchos futbolistas extranjeros que dejaron su marca en la liga.

En México han jugado muchos futbolistas extranjeros que dejaron su marca en la liga.

Desde hace muchos años, la liga mexicana se ha caracterizado por contar con futbolistas extranjeros de distintas partes del mundo. La mayoría de ellos provenientes de países del continente americano, como Argentina, Brasil, Chile o Paraguay, entre otros. Aunque también han pasado jugadores españoles y franceses, por dar un par de ejemplos.

Como ocurre en cualquier torneo, no todos ellos supieron destacarse y volverse piezas importantes de sus equipos. Algunos por falta de continuidad, lesiones o, simplemente, falta de adaptación. Pero en México han jugado muchos que verdaderamente dejaron su marca, ya sea por sus habilidades, goles o títulos.

Es por eso que en esta oportunidad queremos mencionar a aquellos que han triunfado en el campeonato del país, y enumeramos a los 15 mejores jugadores extranjeros de la historia de la liga mexicana.

Felipe Baloy (Panamá)

Conquistó títulos con cuatro equipos mexicanos diferentes.

El ex defensa, autor del primero gol de la Selección de Panamá en un Mundial en 2018, fichó para Monterrey en 2005 luego de haber competido en las ligas de su país, Colombia y Brasil. En México, también vistió las playeras del América, Santos Laguna, Monarcas Morelia y Atlas.

Los más impresionante es que logró conquistar títulos con cuatro de los cinco equipos para los que jugó en el campeonato azteca. Dejó la Liga MX en 2016 para pasar al Rionegro Águilas de Colombia.

Christian Giménez (Argentina)

Se destacó en México por sus actuaciones en Pachuca y Cruz Azul.

Llegó a México en la temporada 2004/2005 y se mantuvo compitiendo en el campeonato azteca hasta su retiro como profesional en 2018. Se destacó en la Liga MX por sus actuaciones en Pachuca y Cruz Azul, pero también jugó para Veracruz y América.

Conquistó ocho títulos durante su etapa con equipos mexicanos y llegó a disputar más de 400 partidos en el país, marcando un total de 146 goles.

Miguel Calero (Colombia)

El guardameta estuvo 11 años jugando para Pachuca.

El portero estuvo 11 años defendiendo el arco del Pachuca, volviéndose una leyenda del club. Llegó en el 2000 proveniente de Atlético Nacional de Colombia y jugó para los Tuzos hasta el 2011, periodo en el que ganó cuatro títulos locales y cinco internacionales.

Llegó a disputar 435 partidos y hasta marcó dos goles con el conjunto mexicano. Lamentablemente, murió de muerte cerebral en diciembre de 2011 a los 41 años.

Salvador Cabañas (Paraguay)

Llegó a convertir 125 goles jugando para equipos mexicanos.

El delantero llegó al campeonato azteca proveniente de Audax Italiano de Chile. Primero fichó para Jaguares y luego pasó al América, club con el que ganó una InterLiga en 2008.

Durante su paso por el balompié mexicano llegó a marcar 125 goles en 228 partidos. En enero de 2010, Cabañas sufrió un atentado que puso en peligro su vida.

André-Pierre Gignac (Francia)

Ganó toda clase de títulos con Tigres y va por más.

Lo más destacado del delantero francés es que todavía sigue jugando en México, por lo que sus registros pueden aumentar. Su arribo a Tigres en 2015 fue una verdadera revolución y no decepcionó. Con los Felinos ya conquistó cuatro títulos de liga, tres de Campeón de Campeones y una Campeones Cup, transformándose en una leyenda del equipo.

Fue máximo goleador de la temporada de la Liga MX en dos oportunidades, y dos veces elegido mejor delantero de México y una de Concacaf.

Darío Verón (Paraguay)

Se transformó en una leyenda para Pumas.

El defensor se transformó rápidamente en un pilar fundamental en el equipo de Pumas que tuvo una de sus etapas más exitosas en la década del 2000. Jugó 533 partidos con el conjunto universitario, siendo el futbolista que más veces vistió la playera del club en la historia. Además, conquistó cuatro títulos de liga y un trofeo de Campeón de Campeones.

Uno de sus más grandes reconocimientos fue haber sido elegido el mejor defensor central del torneo azteca en 2011.

Christian Benítez (Ecuador)

Ganó títulos defendiendo los colores de Santos Laguna y América.

Fue uno de los más letales delanteros que pasaron en los últimos años por el campeonato azteca. Jugó tres temporadas en Santos Laguna, donde ganó un título de Liga MX, y dos en América, equipo en el que también se consagró campeón.

Fue cuatro veces máximo goleador del torneo de Primera División de México y dos veces elegido el mejor futbolista del certamen. Lamentablemente, falleció de un paro cardíaco en julio de 2013, a los 27 años.

Hernán Cristante (Argentina)

Tiene el récord de más minutos sin recibir goles en la liga mexicana.

El argentino dejó su huella en Toluca y fue uno de los más grandes porteros en la historia del campeonato mexicano. Con los Diablos Rojos ganó un total de nueve títulos, entre ellos seis torneos locales, dos trofeos de Campeón de Campeones y una Copa de Campeones de la Concacaf.

Por si fuera poco, en 2008 sumó un total de 772 minutos sin recibir goles, transformándose en el guardameta con la mejor racha de imbatibilidad de la historia de la liga mexicana.

Carlos Reinoso (Chile)

Logró destacarse en México por su carrera como jugador y entrenador.

Conocido como el maestro por su control de balón y creación de juego, el chileno se incorporó al América en 1970 para volverse rápidamente uno de los favoritos de la afición. Con la Águilas ganó dos títulos de liga, una Copa México, un trofeo Campeón de Campeones, una Copa de Campeones de la Concacaf y una Copa Interamericana.

Además de destacarse como jugador, también lo hizo como entrenador. Dirige en el fútbol mexicano desde 1981.

Álex Aguinaga (Ecuador)

Fue uno de los más destacados centrocampistas que pasaron por la liga mexicana.

Es considerado por muchos como el futbolista más importante en la historia de Ecuador, y también uno de los mejores extranjeros que han pasado por México. Sin dudas, uno de los más destacados centrocampistas que jugaron en el campeonato azteca. En los 14 años que vistió la playera del Necaxa, conquistó tres títulos de liga -los únicos en la historia del equipo- una Copa México, un trofeo de Campeón de Campeones, una Recopa Concacaf y una Copa de Campeones de Concacaf.

Entre sus reconocimientos individuales, se destaca por haber sido elegido el mejor futbolista de México en la década de 1990.

Humberto Suazo (Chile)

Ganó varios títulos con Rayados, equipo del cual es el máximo goleador.

Chupete es uno de los mejores delanteros de la liga mexicana de los últimos años. Tras triunfar en el Colo Colo de su país, se incorporó a Monterrey en 2007. Con Rayados ganó dos títulos de liga y tres Ligas de Campeones de Concacaf de manera consecutiva. Además, es el máximo anotar histórico del equipo, con 121 goles.

Como distinciones individuales, fue campeón de goleo de la Liga MX y de la Copa de Campeones de la Concacaf.

Miguel Marín (Argentina)

Es considerado uno de los mejores jugadores de Cruz Azul de todos los tiempos.

El Gato arribó a Cruz Azul en 1971 luego de competir sus primeros años en Vélez Sarsfield de su país. Y, gracias a todos los títulos que consiguió y sus premios individuales, es considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia de la Máquina.

Marín, también apodado Superman, conquistó cinco campeonatos locales de México, una Copa de Campeones de la Concacaf y el trofeo al Campeón de Campeones del balompié azteca. Fue elegido el Mejor Jugador de Primer División en una temporada y el Mejor Portero en tres.

José Saturnino Cardozo (Paraguay)

Es el máximo goleador de la historia del Toluca.

El delantero llegó a la liga mexicana en 1995 para incorporarse al Toluca, donde dejaría su marca para siempre. Jugó 10 años para los Diablos Rojos, en los que se transformó en el máximo anotador del equipo, y cuarto de la historia de la liga, con 249 goles. Además, ganó cuatro veces el premio al campeón de goleo de la Primera División.

En cuanto a éxitos grupales, fue una pieza fundamental para conquistar cuatro títulos de liga y una Copa de Campeones de la Concacaf con el Toluca.

Rodrigo Ruiz (Chile)

Llegó a disputar 638 partidos en la liga mexicana.

El Pony es el futbolista extranjero con más partidos disputados en la liga mexicana. Llegó a un total de 638 juegos de Primera División en los 18 años que compitió en el campeonato azteca. Fue uno de los más grandes asistidores de los últimos tiempos, incluso ganó el reconocimiento al jugador con más pases gol en ocho oportunidades.

En su carrera en México logró destacarse en Puebla, Toros Neza, Santos Laguna y Tecos, donde dejó una buen buena imagen. Y también tuvo breves pasos por Pachuca y Veracruz.

Cabinho (Brasil)

El máximo goleador de la historia de la liga mexicana (Foto: @cabinho.oficial)

Evanivaldo Castro Silva, más conocido como Cabinho, se incorporó a Pumas en 1974 y, poco a poco, se fue transformando en una leyenda de la liga mexicana. Tras 12 años en el campeonato azteca, en los que defendió los colores del conjunto universitario, Atlante, León y Tigres, se convirtió en el máximo anotador de la historia de la Liga MX, con 312 goles. Un récord que sigue vigente en la actualidad.

También fue ocho veces ganador del campeonato de goleo de la Primera División, y ganó una Copa México y un torneo local con Pumas. Por si fuera poco, es el máximo goleador de la historia de Pumas (151) y Atlante (108).

Temas:

Lee También

Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail