arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Todos lograron realizar exitosas carreras, pero no consiguieron alcanzar la máxima gloria continental.

Europa Champions League

15 estrellas del fútbol que nunca ganaron la Champions League

Estos grandes jugadores tuvieron exitosas carreras en los equipos más importantes del mundo, pero nunca consiguieron consagrarse en la máxima cita europea.

Todos lograron realizar exitosas carreras, pero no consiguieron alcanzar la máxima gloria continental.

Todos lograron realizar exitosas carreras, pero no consiguieron alcanzar la máxima gloria continental.

Ganar la Champions League es, probablemente, uno de los máximos logros a los que un futbolista profesional puede aspirar en su carrera. Se trata de la máxima cita a nivel europeo y, para muchos, la mejor competición del mundo. Por supuesto que no es un torneo sencillo, ya que incluye a los mejores equipos de la última temporada del fútbol del Viejo Continente.

Es por eso que hasta los jugadores más talentosos tienen como prioridad levantar ese trofeo cada temporada, sin importar si ya lo han hecho en el pasado. Aunque en esta oportunidad nos enfocaremos en aquellas figuras de este deporte que no han podido celebrar la obtención del tan ansiado título. Más allá de sus exitosas carreras en diferentes conjuntos europeos, jamás pudieron alcanzar la máxima gloria a nivel continental.

Sin ir más lejos, les presentamos 15 estrellas del fútbol que nunca ganaron la Champions League.

Fabio Cannavaro

Nunca superó las semifinales de la máxima cita europea.

El defensor fue uno de los grandes referentes del fútbol italiano en los últimos años. Además de haber jugado exitosamente en Parma, Inter, Juventus y Real Madrid, fue una pieza fundamental en la conquista de la Copa del Mundo por la selección de su país en 2006. Ese mismo año, ganó el Balón de Oro y el premio al Mejor Jugador de la FIFA.

A pesar de haber integrado algunos de los equipos más poderosos de Europa, nunca pudo consagrarse en la Champions League. Lo más lejos que llegó fue a las semifinales, en 2003, cuando jugando para el Inter quedó eliminado por el Milan, el clásico rival.

Dennis Bergkamp

Cuando el Arsenal llegó a la final de 2006, el holandés ya era suplente en el equipo.

Fue uno de los más talentosos jugadores holandeses de su época por sus actuaciones en el Ajax, Inter y Arsenal. En su carrera, llegó a ganar 18 títulos en clubes, incluyendo dos Copa de la UEFA, pero nunca logró consagrarse en la máxima competición europea.

En 2006 alcanzó la final con los Gunners, aunque para esa época ya era suplente y no tenía muchos minutos en el campo. Lo más curioso de este caso, es que Bergkamp le tenía miedo a volar en avión, por lo que permaneció fuera de la convocatoria para varios partidos de Champions League.

Patrick Vieira

Jamás superó los cuartos de final de la Champions League.

Alzó varios trofeos con la selección francesa, incluyendo la Copa del Mundo de 1998, y conquistó un total de 16 títulos con los clubes en los que jugó. Un centrocampista completísimo que supo destacarse principalmente en el Arsenal y el Inter.

Sin embargo, nunca pudo superar los cuartos de final de la Champions League. Quedó eliminado en esa etapa con los Gunners en 2001 y 2004, mientras que le sucedió lo mismo con la Juventus en 2006.

Michael Ballack

Disputó la final con el Bayer Leverkusen y el Chelsea.

El centrocampista alemán conquistó un total de 14 títulos en su carrera profesional con los clubes en los que jugó, entre ellos el Bayer Leverkusen, el Bayern de Múnich y el Chelsea. Participó de la Champions League con cuatro equipos en los que se desempeñó, y hasta alcanzó la final con dos de ellos. Pero nunca consiguió levantar el tan preciado trofeo.

Llegó al duelo por el campeonato con el Leverkusen en 2002, aunque perdió 2-1 frente a un Real Madrid plagado de figuras como Roberto Carlos, Luis Figo y Zinedine Zidane. Ballack volvió a disputar la gran final seis años más tarde, con el Chelsea. Tras igualar 1-1 ante el Manchester United, los Red Devils se impusieron por penales.

Hernán Crespo

Marcó dos goles para el Milan en la histórica final perdida ante el Liverpool.

El delantero argentino estuvo a sólo un paso de volverse parte del selecto grupo de jugadores que ganó la Copa Libertadores y la Champions League. Consiguió el título sudamericano con River Plate y casi conquista el europeo con Milan.

En 2005, alcanzó la final con el equipo rossonero y hasta convirtió dos goles. Sin embargo, el Liverpool reaccionó en el segundo tiempo y consiguió igualar el marcador 3-3. Ya en los penales, el equipo inglés se impuso sobre el italiano para conseguir una de las remontadas más épicas de la historia de la máxima competición europea.

Eric Cantona

Alcanzó las semifinales con el United en 1997.

El francés tuvo una exitosa carrera, tanto en los clubes que jugó como en la selección de su país. Se lo recuerda principalmente por su participación en el Manchester United en la década de 1990, equipo con el que logró ganar nueve de sus 14 títulos como futbolista.

Sin embargo, nunca pudo mostrar su mejor versión en la Champions League y sólo llegó a las semifinales de 1997, su último año antes del retiro. Los Red Devils quedaron eliminados por el Borussia Dortmund tras perder ambos partidos de la serie.

Francesco Totti

Nunca superó los cuartos de final con la Roma.

Es el máximo goleador histórico de la Roma, equipo con el que ganó cinco títulos, y llegó a la cima con la Selección de Italia al conquistar el Mundial 2006. Una verdadera leyenda en el fútbol, pero haber estado toda su carrera en el conjunto romano también le imposibilitó la chance de jugar una final de Champions League.

Puede que muchos se sorprendan, pero en sus 24 años como profesional en el conjunto capitalino, Totti sólo logró alcanzar los cuartos de final de la máxima competición europea.

Robert Pires

Disputó la final perdida por el Arsenal en 2006.

Luego de consagrarse campeón con la Selección de Francia en el Mundial 1998 y la Euro 2000, el mediocampista se unió al Arsenal para integrar el poderoso equipo dirigido por Arsene Wenger. Con los Gunners ganó siete títulos, incluyendo dos Premier League, pero se le escapó la oportunidad que ganar la Champions.

El conjunto inglés alcanzó la final en 2006, con Pires como una de las piezas claves en el 11 titular. Sin embargo, no pudieron ante un Barcelona que supo dar vuelta el resultado, a pesar de la ventaja conseguida por el Arsenal en el primer tiempo, y conseguir una victoria por 2-1.

Pavel Nedved

No pudo jugar la final perdida por la Juventus en 2003 debido a una suspensión.

El checo fue un verdadero referente en los equipos que jugó durante su carrera. Ganó 16 campeonatos en total con el Sparta Praga, Lazio y Juventus, y hasta fue reconocido con el Balón de Oro en 2003.

Aunque disputó la Champions League con esos tres equipos, nunca logró consagrarse en la máxima competición europea. Llegó a la final de 2003, mientras jugaba para la Vecchia Signora, pero perdió ante el Milan. Nedved no pudo disputar el gran encuentro definitorio debido a una suspensión.

Cesc Fàbregas

Perdió la final jugando para el Arsenal en 2006.

Fue campeón del mundo con España en 2010 y logró toda clase de títulos en su carrera en clubes, gracias a sus pasos por Arsenal, Barcelona y Chelsea. Increíblemente, nunca pudo consagrarse en la Champions League.

Perdió la final jugando para los Gunners contra el Barsa en 2006 y, al llegar al conjunto culé, nunca superó las semifinales. Jugó más de 100 partidos de la máxima cita europea, pero no llegó a ganarla.

Roberto Baggio

Sólo llegó a los cuartos de final de la máxima cita europea.

A pesar de haber sido uno de los jugadores más talentosos de Italia en su historia, Baggio sólo ganó cuatro títulos en su carrera (tres con Juventus y uno con Milan). También fue elegido el Mejor Jugador del Mundo por la FIFA en 1993, pero apenas pudo alcanzar los cuartos de final de la Champions League, en 1999.

Fue mientras se desempeñaba en el Inter en esa temporada, cuando no pudo superar al Manchester United y quedó eliminado de la máxima competición europea.

Ruud van Nistelrooy

Fue máximo goleador de la Champions League en tres temporadas.

Es uno de los casos más destacados porque se trata del jugador que nunca ganó la Champions League con más goles en la competición. Sumó un total de 56 tantos por sus actuaciones en PSV Eindhoven, Manchester United y Real Madrid. Además, conquistó 11 títulos en total jugando para esos equipos.

Nunca pudo siquiera disputar una final del máximo certamen europeo, a pesar de haber sido el goleador del torneo en las temporadas 2001/02, 2002/03 y 2004/05. Lo más lejos que llegó fueron las semifinales de 2002, cuando el United quedó eliminado por el Bayer Leverkusen por gol de visitante, tras igual 2-2 como local y 1-1 fuera de casa.

Gianluigi Buffon

Alcanzó tres finales de Champions League jugando para la Juve.

El portero italiano ganó toda clase de títulos durante su exitosa y extensa carrera, incluyendo nueve campeonatos de Serie A y una Copa del Mundo con la selección de su país. Sin embargo, nunca pudo conquistar el torneo europeo más importante a nivel clubes, y eso que alcanzó tres finales jugando para Juventus.

La primera de ellas fue en 2003, cuando luego de igualar 0-0 ante el Milan, la Vecchia Signora cayó 2-3 en los penaltis. Pasaron varios años para que los de Turín, con Buffon en el arco, volvieran a disputar el gran juego por el título. Alcanzaron la última instancia en 2015 y 2017, aunque cayeron frente a Barcelona y Real Madrid, respectivamente.

Ronaldo

Nunca llegó siquiera a disputar una final de la máxima cita europea.

Es uno de los máximos ídolos en Brasil por haber ganado dos Copas del Mundo (1994 y 2002), fue reconocido dos veces con el Balón de Oro (1997 y 2002), y es considerado el mejor centrodelantero de la historia. En toda su carrera llegó a conquistar 18 títulos, incluyendo los conseguidos con la selección de su país, pero nunca pudo festejar la obtención de la Champions League.

Participó de la competición con el Inter y el Real Madrid, y sólo logró alcanzar las semifinales en una oportunidad. Fue con el conjunto español en 2003, cuando quedó eliminado por la Juventus.

Zlatan Ibrahimovic

Jugó más de 100 partidos de Champions League.

El sueco es símbolo de éxito en el fútbol europeo. Jugó para Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milan, Paris Saint Germain y Manchester United, y en seis de ellos conquistó títulos, sumando un total de 33. Aunque nunca logró ganar la Champions League, ni tampoco disputar una final.

Tiene más de 100 presencias en la máxima competición del Viejo Continente gracias a su participación en varios de los conjuntos más importantes del mundo. Pero lo más lejos que pudo llegar fue a las semifinales, en 2010, mientras jugaba para Barcelona. El equipo culé quedó eliminado esa temporada por Inter, que luego se consagraría campeón.

Temas:

Lee También

Comentarios

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail