Un arsenal para el Arsenal. En menos de media hora, el huracán Manchester City hizo tres goles y arrasó con el equipo de Arsène Wenger, que aún se encontraba debilitado por la derrota en la final de la Capital One ante el mismo equipo y por el mismo resultado.

A los 15 minutos, Leroy Sané condujo con muchas libertades desde la mitad de la cancha y desnudó las falencias defensivas del Arsenal cuando abrió la pelota para el portugués Bernardo Silva, quien se acomodó para la zurda y la colocó en el ángulo.

 
 

Gracias a una jugada gestada desde el fondo con mucho toque y precisión, el mismo Sané definió en el área chica tras una gran asistencia de Sergio Agüero y una genialidad de Kevin de Bruyne, quien ensayó un pase con caño incluido que deleitó a sus compañeros.

 
 

En el 33', cinco minutos después de la acción colectiva que derivó en el 2 a 0 del City, David Silva, otra vez a pase de Agüero y con un latigazo de zurda, fue el encargado de darle el tiro de gracia al Arsenal. 

 
 

El segundo tiempo estuvo de más. Ederson, el arquero del visitante, evitó el descuento de los Gunners, quienes intentaron ponerse a tiro con un penal que el portugués le contuvo a Pierre Aubameyang.

 

 

+ Así quedó la Premier League: