Kevin De Bruyne quedó en el medio de una investigación por lavado de dinero que se habría producido en su pase de Chelsea a Wolfsburgo en 2013 por 23 millones de euros. El exfutbolista Didier Frenay habría recibido una comisión de la cual no se descontaron los impuestos correspondientes. 

Esta investigación comenzó en 2019 y su agente de ese momento, Patrick Koster, fue denunciado por el propio mediocampista el año pasado. Aún se analiza si su representante por entonces, que pasó una noche en la cárcel por ésto, lavó el dinero del contrato del belga a través de Liechtenstein

 

La historia suma un nuevo capítulo por estos días. Según informaron medios como ArchySport, DH y HLN, el exfubolista y empresario inmobiliario Didier Frenay está siendo investigado por blanqueo de capitales, falsificación y uso de documentos falsos en el marco de aquel traspaso. 

 

Frenay habría utilizado un paraíso fiscal para blanquar su comisión por haber facilitado aquella transacción. Su abogado, Sven Mary, confirmó que fue interrogado durante horas esta semana: "Vinimos voluntariamente, a pesar de que Monaco no quiere extradicar al Señor Frenay a Bélgica. Sin embargo, estamos cooperando con la investigación. Estamos listos para contestar todas las preguntas". 

El exmediocampista, retirado en 2008, de clubes como Cercle Brugge, Linz, Cannes y Charleroi también se vio involucrado en investigaciones sobre los pases de Landry Dimata, en 2017, y Thomas Meunier, de Brujas a PSG en 2016. Este último también presentó una denuncia contra Frenay

Este lunes, Meunier fue retirado de la práctica de la Selección de Bélgica, en medio de los entrenamiento para las Eliminatorias UEFA, y según informó DH, se dirigió a una comisaría de la policía federal para declarar contra Frenay, por las irregularidades de su pase.