El último día del mercado de verano siempre deja algunas historias increíbles de fichajes frustrados o algunos que han llegado casi de casualidad. En esta ocasión, una de las operaciones más bizarras que se han dado tuvo como protagonista al senegalés Bamba Dieng del Olympique de Marsella, que estuvo a punto de viajar a Inglaterra para jugar en Leeds, pero en pleno aeropuerto decidió fichar por el Niza. Al final, todas las negociaciones se cayeron.

El centrodelantero de 22 años no tenía lugar en el Olympique de Marsella y es por eso que buscaba una salida a fin de poder tener minutos en otro equipo. De hecho, en la presente Ligue 1, ni siquiera fue convocado por el entrenador Igor Tudor para los partidos de esta temporada. Ante esto, estuvo en la mira de varios equipos en Europa.

Según reveló Fabrizio Romano, Bamba Dieng tenía todo acordado para fichar por Leeds a cambio de 10 millones de euros tras un acuerdo con Marsella. De hecho, el futbolista estuvo a punto de subirse al avión para viajar a Inglaterra y estampar la firma para unirse al equipo de Elland Road. Pero este jueves pasó algó insólito que lo cambió todo.

Niza hizo un mejor ofrecimiento para tratar de llevarse a Dieng por encima del acuerdo ya cerrado entre Leeds-Marsella. El OM aceptó la nueva oferta que le hicieron las 'Águilas', pero dejó todo en manos de la decisión del jugador. El citado periodista aseguró que el senegalés junto a su agente negociaron el contrato con Niza en pleno aeropuerto antes de subirse al avión.

Al conocer de esta situación, Leeds decidió retirar su oferta y el acuerdo con Marsella y el delantero se cayó. Bamba Dieng, al final, se quedó en Francia y apuntaba a ser nuevo jugador del Niza. Pero, al final, no pasó la revisión médica y el fichaje se frustró de forma definitiva, según confirmó el propio Romano. Increíble, pero real.