La Premier League ha estado recibiendo una inmensa inversión por parte de magnates extranjeros en los últimos años. Uno de los primeros multimillonarios que decidió llevar su fortuna al fútbol inglés fue Roman Abramóvich, el empresario que ha llevado a Chelsea a lo más alto. 

Roman Abramóvich es un exmilitar soviético de origen judío y un exitoso inversionista del mercado de los hidrocarburos, principalmente del gas y el petróleo. Tras la caída de la Unión Soviética, aprovechó la ola de privatizaciones para hacerse con más de 20 empresas en la década de 1990. 

 

El empresario se asoció con Boris Berezovsky, quien fue amigo cercano del expresidente de Rusia, Borís Yeltsin. Juntos formaron Sibneft, que llegó a ser la cuarta firma petrolera más grande del mundo (esta fue vendida en 2006). El magnate también tuvo un paso por la política, siendo elegido gobernador de Chukotka (2000-2008). De hecho, se dice que este tuvo un papel clave para que Vladimir Putin esté a día de hoy en la presidencia. 

Llegada a Chelsea

Fue hasta el año 2003 que Roman Abramóvich cumplió su sueño de tener su propio equipo de fútbol. El ruso compró las acciones del club de Stamford Bridge por la suma de 140 millones de libras, destinando la mayoría de este monto al pago de deudas dejadas por el anterior propietario, Ken Bates. 

Para ese momento, Chelsea solo poseía el título de la Primera División Inglesa de la temporada 1953-1954. Esto sumado a 3 FA Cup, 2 Copas de la Liga y 2 Community Shield. Además poseían 2 Recopas de la UEFA y una Supercopa de Europa.  Pocos esperaban que la historia de los Blues daría un giro tan violento en solo un par de décadas.

Con Abramóvich a la cabeza, Chelsea ha conseguido 5 títulos de la Premier League, 5 FA Cup, 3 Copas de la Liga, 2 Community Shield, 2 Europa League, 2 Champions League, 1 Supercopa de Europa y, su último título, el Mundial de Clubes. Sin duda, los millones invertidos hicieron que el club diera el salto al plano europeo y mundial.

Patrimonio

Según los datos de Forbes de 2021, Roman Abramóvich ocupa el puesto 142 del listado de los hombres más ricos del mundo. El patrimonio neto del magnate ruso está valorado en 14,6 mil millones de dólares. Además de Chelsea, este mantiene acciones en Evraz (siderúrgica y minera). Entre los bienes más valiosos del empresario está el Eclipse, el segundo yate más grande del mundo.