Manchester United logró una victoria importante en la FA Cup en Old Trafford. La víctima fue el Aston Villa de Steven Gerrard, que pese a que jugó mejor, se quedó con las manos vacías. Los 'Diablos Rojos' clasificaron a la siguiente instancia del histórico torneo inglés y el entrenador Ralf Rangnick recompensó a sus jugadores.

El gol de Scott McTominay marcó la diferencia en el marcador y significó un alivio para Manchester United, que volverá a verse las caras ante los 'Villanos' este sábado, aunque por Premier League. A su vez, el tanto del centrocampista escocés significó también un día libre para los jugadores tras el esfuerzo.

Rangnick le dio el martes libre (el partido había sido el lunes) a sus jugadores luego del partido ante Aston Villa, pero tal parece que se le olvidó. Según reporta el Daily Mail, el técnico alemán acudió al campo de entrenamiento de Manchester United en Carrington para dirigir la sesión de ese día, pero se extrañó de no ver a ningún jugador.

El citado medio asegura que el técnico alemán llamó al club y le recordaron que ese martes había decretado día libre. "Ruborizado" por su olvido, se volvió para su casa, pero fue víctima de las burlas del club y del vestuario durante la semana. Justo en momentos donde la tensión parece adueñarse de Old Trafford.

Las decisiones de Rangnick que no agradan al vestuario

En Inglaterra también han dado los motivos de la tensión que existe entre Rangnick y los jugadores de Manchester United. Los horarios para los entrenamientos han sido un problema, ya que los futbolistas no están de acuerdo con que se entrene desde las dos de la tarde. Mientras que el alemán canceló un viaje a Dubái que tenía programado el club para practicar debido a la situación de la pandemia.