Cuando parecía que las cosas empezaban a marchar bien para Gareth Bale en su regreso a Real Madrid, todo ha dado vuelta atrás. El atacante galés ha sufrido una nueva lesión muscular que ha generado preocupación en el entorno de la Casa Blanca, a la espera de información oficial sobre su estado físico.

Gareth Bale se lesionó justo antes del partido de este domingo ante Celta de Vigo por LaLiga. El futbolista de Real Madrid salió vendado del Santiago Bernabéu tras el encuentro y parece que todo puede llegar a ser bastante más grave de lo que se esperaba. Ahora salen a la luz los primeros informes extraoficiales sobre la condición del galés. 

 

Lesión de isquiotibiales

Según informa el diario AS, Bale ha pasado por los exámenes médicos correspondientes este lunes. A la espera del parte médico oficial de Real Madrid, se ha dado por hecho que el jugador sufre una lesión en los isquitibiales de su pierna derecha. Esto pone freno a un buen arranque de temporada que ha tenido el atacante. 

A la espera de u comunicado, se da por seguro que el de Cardiff no estará disponible para el primer partido de la temporada en la Champions League frente a Inter ni en el encuentro del fin de semana por LaLiga ante Valencia. Quedan en duda el resto de los partidos de septiembre ante Mallorca, Villarreal y Sheriff. 

Duro revés para Bale

Luego de su paso a préstamo en Tottenham, Gareth Bale había iniciado con el pie derecho su vuelta a Real Madrid, contando con la confianza de Carlo Ancelotti. El extremo jugó como titular en los primeros 3 encuentros por LaLiga, siendo el autor de uno de los goles del empate frente a Levante. Este también venía de brillar con un hat-trick con la Selección de Gales.