Foto de Beccacece.

MÁS DE América

América Rocio Oliva

Sebastian Beccacece, apodado Chepa

De la sombra de Sampaoli a ser el líder de un equipo de pibes que busca el milagro en la Superliga. Se les de el título o no, Beccacece ya ganó.

Bolavip
Rocio Oliva

Foto de Beccacece.

Foto de Beccacece.

Otro rosarino, que comenzó a sonar fuerte a partir de la era Sampaoli en la Selección Argentina. Siempre fue la sombra del zurdo, trabajaron juntos catorce años. Creo que Sebastián Beccacece ya sabía que su momento de despegar llegaría pronto, pero tuvo paciencia y supo esperar.

Un día se encontró de frente con la tormenta y, en vez de meterse dentro y luchar contra el monstro, prefirió rescindir su contrato con la Selección y atrincherarse en Varela, ese lugar que lo vio nacer y formar, con tan sólo 17 años. Donde hay niños con sueños muy parecidos a los de él.

¿Se imaginó este presente, estar hoy a un punto de Racing, hoy puntero de la Superliga Argentina?. ¿Se habrá imaginado el Chepa que lograría ganar tanto con un equipo propio (convengamos que lo hizo él, solito) y clasificarlo a la Copa Libertadores 2020? Sí. Para mí lo soñó, lo proyectó, lo trabajó y por eso hoy es una realidad.

Este joven de 38 años apasionado por el fútbol de ataque y de mucha presión, que se animaba a corregirlo Messi en los entrenamientos, es el mismo que contagia de energía a estos pibes que corren todas las pelotas, que la dan al pie, que meten mucho, que siempre hacen un gran partido más allá del resultado y que a estas alturas ya lo hacen al estilo Beccacece: siempre presionando.

Ellos adentro de la cancha y él en interminables caminatas dentro del corralito.

Esa es la garra que necesita el fútbol argentino. La que imprime este pibe, que estudió como hoy estoy estudiando yo la carrera de entrenador, a distancia, con paciencia. Sabiendo que tendré un título que hoy es posible gracias a la tecnología.

Volvemos siempre a lo mismo. Sebastian también encuentra inspiración en Bielsa, no es pequeño el detalle. Prepara a su equipo para que juegue como el Newell's del 90 y nos ilusiona a los amantes del fútbol con una final de infarto que no involucra ni a Boca ni a River. Veremos qué pasa con esta historia, seguramente estaremos todos frente a la tele viendo la última fecha de la Superliga ante Racing, estaremos esperando al ganador.

A los hinchas de Varela les digo que estén tranquilos, Beccacece ya gano. Como entrenador, el cariño de sus jugadores, y una idea que quedará en los registros del club: “Hoy son mucho mejores jugadores que cuando llegaron”.

Temas:

Lee También




Comentarios

Calendario Partidos

dias
horas
minutos


sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail