El Leeds de Marcelo Bielsa protagonizó el partido de la fecha ante Liverpool, en el marco de la cuarta jornada de la Premier League. A pesar del entretenido espectáculo que venían brindando ambos equipos, el juego se detuvo por una horrible lesión de un jugador de los Reds.

En los primeros minutos del complemento, Harvey Elliott recibió una entrada por parte de Pascal Struijk y, desafortunadamente, el pie izquierdo del joven futbolista del equipo de Jürgen Klopp se trabó en el césped de Anfield, lo que provocó una fractura en el tobillo a confirmar por el cuerpo médico del Liverpool.

Inmediatamente después de la acción, el único jugador que se dio cuenta de lo sucedido fue Mohamed Salah, autor del primer gol del encuentro ante el Leeds. Rápidamente fueron a socorrer al jugador de apenas 18 años y aún se espera el parte médico oficial, pero las imágenes son reveladoras y escalofriantes.