Sarmiento volvió a ser local con su gente después de más de 500 días y lo hizo recibiendo a Aldosivi. En un duelo de necesitados, el foco de las cámaras estaba en la vuelta del público y en el debut de Martín Palermo como entrenador del Tiburón.

El primer tiempo tuvo al local aprovechando sus momentos de superioridad. A los 36', García sacó un centro venenoso a la cabeza de Luciano Gondou y el delantero puso el primer gol de la tarde en Junín. El gran cabezazo del 19 le permitió al Verde abrir la cuenta.

El complemento tuvo a la visita intentando por todas las vías encontrar la igualdad, pero cada respuesta de Sarmiento era una chance de estirar la ventaja. Luego de tantos avisos llegó el segundo: Braian Salvareschi aprovechó un rebote corto de Devecchi y volvió a convertir para el local.

A partir de ahí, todo fue cuesta arriba para los de Martín Palermo. Como si fuera poco, a los 36' llegó el tercero: Yair Arismendi, que había ingresado desde el banco de suplentes, aprovechó otra floja reacción de la defensa visitante y estampó el 3 a 0 tras un rebote de Devecchi.

 De ahí en adelante, el tiempo corrió y el local estuvo más cerca del cuarto que la visita del descuento. De no ser por el arquero de Aldosivi, el resultado habría sido más abultado. Palermo tendrá mucho trabajo.