Una nueva edición de la Copa Sudamericana está llegando a su fin, con sólo tres encuentros por disputarse. Esta semana se definirán cuáles serán los clubes que jugarán por el trofeo el próximo 20 de noviembre en el histórico Estadio Centenario de Montevideo

En la primera de las llaves, que cerrarán la serie miércoles, Libertad de Paraguay recibirá a Bragantino en el Estadio Nicolás Leoz. En el partido de ida, los brasileños consiguieron un 2-0 muy favorable que los dejó con un pie adentro de la definición, pero nada está dicho. 

En la otra llave, que va a definirse el próximo jueves, Peñarol visitará a Athletico Paranaense en Brasil con el objetivo de dar vuelta la serie y jugar la final de la Sudamericana como local. Los de Paulo Autuori se impusieron por 2-1 en la ida, un resultado que dejó todo abierto. 

¿Qué necesita cada equipo para clasificarse a la final? 

Libertad necesita hacerse fuerte de local y conseguir una contundente victoria. Con un triunfo por tres goles de diferencia podrán sacar boleto a la final de forma directa, mientras que el 2-0 hará que todo se defina por penales. A Bragantino, en cambio, le alcanza con caer por diferencia de dos marcando y así será favorecido por la ley del gol de visitante. Culquier triunfo o empate deposita a los brasileños en Montevideo

Peñarol debe ganar sí o sí para acceder a la final. El Carbonero tiene que vencer marcando dos o más goles, pero el 2-1 hará que todo se defina desde los 12 pasos. A Paranaense le sirven los empates, triunfos y derrotas por la mínima, con menos de dos goles de los uruguayos, para volver a ser campeón de la Sudamericana como en 2018.