Existen varios casos de figuras que supieron jugar en los equipos más importantes del mundo, pero que ahora, cerca del ocaso de su carrera, luchan por mantenerse vigentes. El mercado no es benévolo con ellos y los va llevando a destinos más alejados de la élite. Es el caso de este futbolista que la rompió en el Borussia Dortmund a comienzos de la década pasada, lo que lo llevó al Manchester United, pero que ahora está sin club luchando por un contrato en un nuevo destino.

Sorprendentemente, Borussia Dortmund fue el equipo que confió en él a principios de década tras sus primeros pasos en Japón, su país de origen. Shinji Kagawa tenía todo para estar en la élite por mucho tiempo, pero poco a poco, se fue alejando. Manchester United pagó hasta 16 millones de euros por su fichaje en 2012. Sin embargo, duró muy poco y volvió al equipo 'amarillo y negro' por la mitad del dinero que lo pagaron.

Ese paso por Manchester United pareció afectarlo, pese a que tuvo participación en el equipo, ya que jugó 57 partidos allí. Sin embargo, nunca volvió a ser el jugador que prometía en sus primeros años en Europa. El Dortmund lo recibió nuevamente, aunque poco a poco fue perdiendo protagonismo. Luego de un paso fugaz por Besiktas, los alemanes lo vendieron al Real Zaragoza en sólo tres millones de euros en 2019.

Sus últimos dos equipos fueron Zaragoza y el PAOK de Grecia. En este último estuvo durante todo 2021, aunque sólo jugó 12 partidos. Ahora está libre y alejado de las ligas más importantes del mundo. A sus 32 años, todavía le queda resto en el fútbol europeo.

Dos equipos estarían negociando su fichaje. Según medios japoneses, está negociando con el VV St. Truiden de la liga belga y el Antalyaspor de la Superliga Turca. Son dos destinos alejados de la élite como supo estar en la Premier League y en la Bundesliga. La historia de un futbolista japonés que prometía más de lo que fue al final.