Paris Saint-Germain ha tenido un mercado invernal discreto y alejado de los grandes focos como sí sucedió en el pasado verano. De lograr varios fichajes estelares como los de Lionel Messi, Sergio Ramos y Gianluigi Donnarumma, entre otros, ha pasado a no concretar llegadas en enero. Su preocupación está en lograr algunas salidas para abaratar costos. Sin embargo, en las últimas horas, han acelerado por un mediocampista sin lugar en su actual equipo.

 

La primera incorporación en este mercado invernal está apuntado a un lugar donde Mauricio Pochettino no ha tenido respuestas y sí varias dificultades, sobre todo por el juego del equipo. Por eso, llegaría un viejo conocido del técnico argentino. Se trata del actual futbolista de Tottenham, Tanguy Ndombelé.

Pochettino llevó a Ndombelé a los Spurs en 2019 (proveniente de Olympique de Lyon) por expreso pedido al presidente Daniel Levy. Llegó en julio, pero en noviembre, se fue el argentino del club y eso dejó al francés en una situación complicada donde ni Jose Mourinho, ni Nuno Espirito Santo, ni tampoco Antonio Conte le han podido encontrar lugar.

Por eso, Tottenham está abierto a escuchar ofertas. PSG negocia con el conjunto londinense la cesión de Tanguy Ndombelé, según información de The Athletic, confirmada por los medios franceses L'Equipe y RMC Sport, entre otros. La diferencia entre las partes está en el salario del jugador, ya que los Spurs quieren que los parisinos asuman la totalidad del mismo, mientras que los parisinos quieren un acuerdo donde ambos se lo repartan.

La llegada de Ndombelé significa una buena noticia para los delanteros de PSG. Lionel Messi y Kylian Mbappé podrán disfrutar de un futbolista con buen manejo del balón y que puede ser de gran ayuda en la creación de juego. De hecho, según medios franceses, el mediocampista fue un pedido de Mbappé hace algunos años, pero Tottenham se anticipó. Ahora tendrá la oportunidad de ser su compañero.