El mercado de pases oficialmente se abrió y uno de los jugadores que es agente libre es Ousmane Dembélé, quien parece tener, única y exclusivamente, sus ojos puestos en Barcelona, el club en el que todo indica quiere renovar su vínculo contractual.

De acuerdo con información de Mundo Deportivo: “el jugador quiere que haya una solución cuanto antes. Quiere volver a entrenar cuanto antes y saber dónde estará. Y su prioridad sigue siendo el Barça”, mostrando una tremenda fidelidad por la institución.

Y es que todos los caminos conducen a esa situación, a esatan ansiada renovación entre ambas partes: “ahora falta que su agente y el Barça se pongan de acuerdo y hallen una vía definitiva para cerrar un acuerdo que satisfaga a las dos partes”.

Pero la muestra más fidedigna de que él quiere seguir y del amor rotundo que le tiene al club Blaugrana es que si renueva su nuevo contrato tendría: “una rebaja del 40 por ciento sobre su salario anterior, que le pone a la altura de Ansu Fati”, un gran gesto por parte del Galo.

Finalmente, el tradicional medio de comunicación señaló en su artículo sobre la situación del extremo que: “se espera que en las próximas horas pueda haber un desenlace favorable porque Dembélé tiene prisa y el Barça está por la labor de que continúe”.