La dirección deportiva de Chelsea ha estado trabajando arduamente en los contratos de sus futbolistas en las últimas semanas. Bien es sabido que Paris Saint-Germain (PSG) ha avanzado por las principales figuras del fútbol europeo y los Blues intentarán blindar a la columna vertebral de su plantel. 

Chelsea ha estado intentando por todos sus medios concretar la renovación de Antonio Rüdiger, un caso que ya empieza a ser un dolor de cabeza para el club. Así mismo, se sabe que los lindinenses ya trabajan en la extensión de contrato de Andreas Christensen. No obstante, han aparecido prioridades.

Los Blues no quedaron tranquilos con el tanteo que tuvo PSG por N'Golo Kanté en el pasado mercado. Ante la avanzada de los franceses por las grandes estrellas de Europa (especialmente los agentes libres), el club ha decidido blindar a la columna vertebral de su plantilla. Así lo anuncia Evening Standard este miércoles. 

Máximas prioridades

El medio antes mencionado ha revelado cuáles son las 3 prioridades de Chelsea para las próximas renovaciones de contrato. La primera de ellas, siendo también la más evidente, es la de Kanté. PSG ya mostró interés en el volante francés y muy probablemente vuelvan a lanzarse por él en el futuro. El campeón del mundo finaliza su contrato en 2023, pero los londinenses quieren resolver ese tema antes de entrar en su última temporada de contrato.

Algo similar ocurre con Jorginho. El italiano también acaba contrato en 2023 y ya se le reconoce como uno de los mejores del mundo en su rol, especialmente tras la Eurocopa. Por último y quizá la menos prioritaria es la de Mason Mount. El chico de 22 años apunta a ser el futuro de Chelsea, por lo que el club no correrá riesgos. El inglés tiene contrato hasta 2024, pero la directiva hará lo posible por repeler cualquier interés de PSG