Taylor Fritz (20°) festejó en la final del Masters 1000 de Indian Wells con un 6-3 y 7-6(5) ante Rafael Nadal (4°), que jugó con molestias en su pectoral. El español, que estuvo incómodo ante el estadounidense desde el comienzo del partido, cayó por primera vez en el año.

Con 19 partidos invicto en lo que iba del 2022, y tres títulos, el ganador de 21 Grand Slams, que será N°3 del Ranking ATP a partir del lunes, llegaba a la final tras haber derrotado a su compatriota Carlos Alcaraz (19°) en semifinales. Delante, Fritz, otro joven que pisa fuerte en el circuito, que venía de eliminar a Andrey Rublev (7°).

 

Con potencia y encontrando buenos ángulos, el local consiguió quebrarle el saque al español en el primer game, dejando atrás las dudas sobre su torcedura de tobillo del día anterior. Tras una rápida confirmación, Fritz volvió a abrochar un break en el tercero y ganar el siguiente con su saque para adelantarse por 4-0 en la primera manga. Rafa recuperó un quiebre en el octavo para aumentar la tensión, pero el norteamericano cerraría el parcial de inmediato por 6-3.

Por la molestia en su pectoral, que se manifestó en la semifinal, Nadal pidió un tiempo muerto para revisión con sus médicos, pero volvió para disputar el segundo set. El ibérico se mostró estático, pero logró quebrar en el tercer juego, aunque, con errores no forzados, perdió su saque para que el parcial volviera a emparejarse.

De todas formas, Fritz continuó enfocado y se quedó con el título con un 7-5 en el tie break de la segunda manga, ante los constantes del europeo, que igualmente luchó por forzar un nuevo set. Así, se convirtió en el primer local desde 2001, con André Agassi, en levantar el trofeo en Indian Wells.

De esta forma, se terminó el sensacional inicio de Nadal en el 2022, que lo dejará como N°3 desde el lunes. Fritz conquistó su segundo título como profesional tras el desaparecido ATP 250 de Eastbourne, en 2019. Desde el lunes, el oriundo de California, de 24 años, entrará en el Top 15 por primera vez en su carrera.