Canelo Álvarez tiene plena confianza de poder salir victorioso en la que para muchos es la pelea más difícil que afrontará este año, este sábado 8 de mayo ante el campeón mundial de la Organización Mundial de Boxeo en 168 libras Billy Joe Saunders, en el AT&T Stadium de Arlington.

Es por eso que el dueño de los cinturones de la AMB y el CMB se permitió incluso pensar a futuro para responder a algunos de los muchos desafíos que le han lanzado otros peleadores de élite, aunque siempre dejando en claro que su siguiente objetivo si todo sale como espera este fin de semana será ir por el título mundial de la FIBque ostenta Caleb Plant.

"Quiero todos los títulos de la división. Mi primer movimiento es Billy Joe Saunders, por supuesto que necesito ganar, y luego el próximo campeón es Caleb Plant y ese es el objetivo", comenzó diciendo el tapatío, que ya aterrizó en Dallas, en diálogo con The Last Stand Podcast, de Brian Custer.

Y agregó: "Pelearía con Jermall Charlo. ¿Por qué no dárselo a la gente. Tal vez para mí sea difícil hacer 160 ahora, pero veamos el futuro. Con David Benavídez también sería una gran pelea. Solo quiero hacer peleas que la gente quiera ver".

Habiendo dado el sí a Plant, Charlo y Benavídez, Canelo Álvarez rechazó sin embargo el desafío de un campeón mundial que hace tiempo lo viene provocando: Demetrius Andrade, dueño del cinturón de peso mediano de la OMB. "No ha peleado con nadie todavía. Ves el récord, pero no ha peleado con nadie. Tengo otros planes", concluyó el tapatío.