Este 22 de mayo se definirá al nuevo campeón de la Premier League. Manchester City y Liverpool, los dos equipos más fuertes de la temporada, llegan cabeza a cabeza a la última jornada de la competencia buscando coronarse ante su público.

Los dirigidos por Josep Guardiola, que se consagraron en tres de las últimas cuatro ediciones del torneo, jugarán la última fecha en el Etihad Stadium ante Aston Villa. Steven Gerrard, el DT de la visita, intentará ayudar a los Reds, equipo en el cual se convirtió en leyenda como futbolista.

 

En la vereda de enfrente, los comandados por Jürgen Klopp lo harán en Anfield Road ante Wolverhampton, que tuvo una gran temporada, pero se quedó muy cerca de la zona de clasificación a copas. Con la final de la Champions League ante Real Madrid por delante, Liverpool intentará quedarse también con la Premier, tal como lo hizo en la FA Cup y la Copa de la Liga en esta campaña.

¿Qué necesita Manchester City para se campeón?

En la previa, las cuentas para los Citizens son más sencillas. Con una victoria de los de Guardiola se acabará la historia y serán bicampeones. Lo mismo sucederá si Wolves vence a los Reds, que se quedarán sin chances de remontar el punto de distancia.

Si Manchester City empata ante Aston Villa serán campeones con igualdad o derrota de Liverpool, que puede aprovechar allí para quedarse con el título al obtener los tres puntos. Si el puntero cae y los de Klopp reparten puntos habrá que desempatar.

¿Cuál es el criterio de desempate en la Premier?

Si al finalizar la temporada los dos equipos empatan en unidades, primero se mirará la diferencia de goles, luego las anotaciones a favor y después los tantos en contra. Si hay igualdad en todos aquellos aspectos se buscarán los resultados entre ambos, aunque en este caso fueron dos empates por 2-2. De igualar en todos los puntos mencionados, habrá un partido desempate.