Un imprevisto en la sede de la final única de la Copa Sudamericana obligó a un abrupto cambio de escenario en Conmebol. El ente que regula el fútbol sudamericano volvió a recibir postulantes y rápidanente confirmó a un nuevo estadio.

Inicialemente la final única de la Conmebol Sudamericana, está pactada para que se realice el primero de octubre de 2022, el estadio elegido era el Mané Garrincha de Brasilia, la capital de Brasil, sin embargo, el escenario cambió debido a una situación no planificada en su momento.

Brasil tendrá una jornada electoral el 2 de octubre, al día siguiente de la final, lo que implica un importante problema logístico en el mismo día del partido, por lo que según informó el reconocido periodista, Javier Lanza, Conmebol le dará la sede a Brasilia nuevamente para la final de 2023, pero buscó nuevas candidatas para la final 2022.

Más tarde este jueves, Conmebol anunció que le dará nuevamente la final a Córdoba, con el postulado Estadio Mario Alberto Kempes, que ya fue escenario de la final del torneo en 2020.

En aquella oportunidad, el Kempes recibió a dos equipos argentinos y Defensa y Justicia terminó coronándose por primera vez en el torneo. Los dirigidos por Hernán Crespo, en aquel momento, derrotaron por 3-0 a Lanús en la definición.