The Times ha prendido las alarmas en cuanto al futuro de la Eurocopa de Naciones, donde podrían avecinarse fuertes cambios en los próximos días. Con el torneo cursando la segunda jornada de la fase de grupos, desde el medio británico aseguran que UEFA amenaza al gobierno de Boris Johnson con trasladar el encuentro definitivo de la ciudad de Londres con destino a Budapest.

¿Las razones de esto? Los 10 días de cuarentena que pide Inglaterra a todos y cada uno de los viajeros que arriben al país. Y es que al albergar ambas semifinales y el encuentro definitivo en Wembley, UEFA se encuentra pidiendo que 2.500 VIPS repartidos entre funcionarios de la entidad, patrocinadores invitados no deban aislarse durante el desarrollo de las últimas fases del torneo en Londres. De momento y según informan desde The Times, el gobierno cambiará sus políticas sin importar de quien se trate.

Algo que tendría a UEFA analizando opciones para cambiar la sede de la final en caso de que sus deseos no sean cumplidos. Budapest, estadio donde pudimos ver luego de 15 meses un aforo completo en Europa, ganaría enteros para que el ente pueda darle entrada a sus 2500 VIPS en el final del torneo.

El problema pasa por la venta de entradas para los últimos 3 partidos de la Eurocopa. Más de 50.000 personas ya han pagado a la UEFA para ver entre el 6 y 11 de julio los encuentros que se disputarán en Wembley, por lo que habría que ver cómo haría el ente para devolver una suma de dinero que alcanzaría hasta los 170.000 euros solo en las entradas.

La noticia se vive como el último gran escándalo de la UEFA, quienes en caso de no recibir un trato distinto al del resto del público, se llevarían la final de la Europa fuera de Londres para que sus 2.500 VIPS, puedan ingresar al estadio.