Comoras pasa de hacer historia en la Copa Africana de Naciones a sufrir un duro revés para los octavos de final ante Camerún. Es que se verá obligado a jugar este lunes con un jugador de campo como arquero debido a que los tres que llevó en la plantilla no podrán estar.

Las Islas Comoras sufren por los casos de Covid que han afectado a su selección. Según confirmó la Federación de Fútbol de ese país, 12 miembros de la delegación dieron positivos, entre los cuales se encuentran siete jugadores. Dos de ellos son los guardametas Moyadh Ousseini y Ali Ahamada.

A su vez, el tercer arquero Salim Ben Boina, uno de las figuras que tuvo Comoras en la clasificación a fase de grupos, tuvo que ser reemplazado en el partido ante Ghana tras la patada de André Ayew y es baja por lesión. Con las ausencias de sus tres arqueros, se ven obligado a usar a un jugador de campo.

Esto se debe a la normativa que rige en la Copa Africana de Naciones. "En caso de ausencia de un portero en una convocatoria, un jugador de campo deberá reemplazarlo, siempre y cuando el número total de futbolistas de campo disponibles para la selección sea de, al menos, once", dice la regla.

Así, sin los contagiados, Islas Comoras sólo puede rezar por una recuperación milagrosa de Ben Boina para evitar que juegue un futbolista de campo. De acá al lunes puede pasar cualquier cosa.