Final del primer round en un Santiago Bernabéu que se vistió de gala desde el minuto uno, que celebró con rabia el gol de Vinicius y que se va con sensaciones encontradas tras el tanto de Kevin De Bruyne que deja más que abierta la eliminatoria de cara el partido de vuelta. Por Manchester City se ilusionan con los datos que empiezan a desvelarse mientras Real Madrid ya sabe que para situarse en Estambul tendrá que romper con su propia historia en la Champions League.

Era partido del año y todos lo sabíamos. Desde hace semanas que por Madrid no había otro tema de conversación y que el inicio de una nueva eliminatoria frente a Guardiola o los millones de Emiratos Árabes Unidos se tomaba cada portal especializado alrededor del conjunto Merengue. En una batalla táctica que fue definida por dos remates de media distancia absolutamente imparables, tanto Carlo Ancelotti como Pep ya piensan en un partido de vuelta que el próximo miércoles sobre las 21:00 hora local volverá a ser el gran centro del mundo.

 

La jornada posterior trae análisis, imágenes inéditas y por supuesto datos que son anotados por ambos de cara a la vuelta en el viejo ciudad de Mánchester cuando empieza a rodar el balón. Las quejas arbitrales de los Merengues, la felicidad de Guardiola por el empate y el show del padre de Erling Haaland rodean una serie de datos que por lo menos hoy en la previa, ilusionará conjunto Skyblue.

A romper la historia

¿Pero cuál es ese dato que preocupa en el Bernabéu y que genera confianza en el gigante de la Premier League? Pues no es otro que ese que marca como Real Madrid nunca superó una semifinal de la Copa de Europa tras empatar la ida en casa. Con el resultado a favor o incluso teniendo que remontar en la vuelta, los Merengues si han conseguido un hito que por lo menos con el resultado de anoche, jamás ha podido traducirse en jugar una final de Champions.

Bayern de Múnich en 1976, PSV en 1988, AC Milán un año después con aquel 5-0 histórico donde incluso Carlo Ancelotti sumó tantos como jugador rossoneri y finalmente la edición del 2021 dónde estás igualar a uno a uno con Chelsea en el Alfredo di Stéfano, todas estas ocasiones donde tras una igualdad en la primera de la semifinales de la Liga de Campeones, Real Madrid se quedó a las puertas de la gran cita. Para meterse en Estambul habrá que romper con la historia en el corazón del equipo de Pep Guardiola.