A sus 26 años, Patrik Schick es uno de los jugadores más admirados de la plantilla Bayer Leverkusen, porque en la jornada de este sábado 7 de mayo venció en condición de visitante 4-2 a Hoffenheim, y de esa manera se clasificó a la siguiente edición de la Champions League.

Precisamente en ese compromiso el futbolista nacido en República Checa, y quien fue una de las grandes figuras de su selección en la pasa a Eurocopa, se reportó con dos anotaciones elevando a 24 goles, su récord de tantos con el cuadro que actualmente es tercero en la Bundesliga.

Y al ser una pieza clave dentro del esquema de su equipo, director deportivo de la institución, el exfutbolista Simón Rolfes, le cerró la puerta a cualquier posibilidad de que el futbolista abandone el club. sus palabras fueron entregadas al tradicional medio de comunicación germano, Bild.

“No se venderá este verano. Nadie tiene que contactar con nosotros por Patrik, ya que jugará con nosotros la próxima temporada, eso está muy claro. Hay interés, pero es pieza clave para nuestros planes", todo esto por el interés que despierta en equipos principalmente como Barcelona y Newcastle.

Con las cosas así, el directivo de cerró la puerta a cualquier club interesado en los goles del futbolista checo. En eventualmente será muy tenido en cuenta en el club que sueña en grande y que dirá presente en la próxima Liga de Campeones.