El mercado actual del fútbol argentino está cada vez más difícil a nivel económico. Es que sin ir más lejos, la pandemia redujo mucho las transacciones a nivel mundial, y sacudió también lógicamente al mercado local.

Además de eso, por la economía de las instituciones, resulta cada vez más necesario explorar por las inferiores del club para buscar refuerzos, y esto es algo que Boca está haciendo en demasía en el último tiempo. Con solo mirar los concentrados partido a partido que hay en el Xeneize, basta con darse cuenta.

Agustín Sandez, Marcelo Weigandt, Eros Mancuso, Agustín Almendra, Cristian Medina, Rodrigo Montes, Aaron Molinas, Alan Varela y su enigmático caso, Exequiel Zeballos y Luis Vázquez son habituales convocados por Battaglia, y todos ellos surgieron o jugaron en las inferiores de Boca. Algunos en la primera juegan de titulares, otros entran desde el banco, y algunos también miran el partido entero sentados entre los suplentes. Así y todo, ellos se foguean día a día con los más experimentados en el primer equipo de Boca.

Pero, entre los chicos que juegan en la Reserva hay varios puntos altos que también merecen empezar a tener rodaje con el plantel de Battaglia e incluso, hay hinchas del Xeneize que hasta los piden de titulares.

Uno de los puntos claves donde Boca tiene el futuro asegurado, es en el lateral izquierdo. Si bien por ahora el puesto lo tiene Frank Fabra, y viene levantando su rendimiento, Valentín Barco y Agustín Sandez piden pista desde más abajo, con su juventud y talento explosivo. Sandez tuvo un poco más de rodaje, donde hasta fue titular en algunos encuentros del ciclo Battaglia, mientras que Barco en solo 3 partidos que jugó dejó en claro que puede ser un talento generacional, cosa que también acentúa aún más cuando juega en la Reserva, demostrando que a pesar de tener 16 años, la personalidad le sobra.

En el mediocampo surge otro pedido recurrente, y quien es una de las joyas de la Reserva de Boca: Ezequiel "Equi" Fernández. El volante central mostró su calidad en los partidos donde los juveniles tuvieron que saltar al campo de urgencia ante Banfield y San Lorenzo en este campeonato, y es el relojito de la división juvenil que dirige Hugo Ibarra. Es de los mejores proyectos dentro de Boca para el mediocampo, en un lugar donde es difícil destacar en el club por la abundante cantidad de calidad que hay allí. 

Y por las bandas, pero en ofensiva, es donde surgen las dos últimas cartas que Boca podría aprovechar para que sumen minutos en primera: Exequiel Zeballos y Vicente Taborda. El "Changuito" es de los dos, el más conocido y el que más rodaje tiene con el primer equipo, ya que ha sido un ingreso desde el banco de suplentes constante y un convocado casi en su totalidad por Battaglia, pero que no tiene muchos minutos en los últimos partidos. Taborda, por su parte, es uno de los jugadores más importantes en el ataque de la Reserva por su polifuncionalidad y profundidad de recursos. Cuando jugó en la Primera, fue figura. Contra Huracán la rompió y volvió a cuestionarse si no tiene ya el nivel suficiente para estar con el primer equipo.