La situación de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y una posible sanción que afecte el futuro de Fluminense ilusiona a Boca con la posibilidad de jugar el Mundial de Clubes y la Copa Libertadores 2024. FIFA ya advirtió al organismo brasileño por los hechos conocidos en las últimas horas y no le temblará el pulso para tomar las medidas pertinentes. Los hinchas ‘xeneizes’ sueñan con la posibilidad de una clasificación vía escritorio, ya que hay algunos antecedentes que los podría beneficiar.

O Globo reveló en los últimos días una movida dirigencial por parte de la oposición para destituir al actual presidente de la CBF, Ednaldo Rodrigues, muy cuestionado por el presente de la Selección de Brasil. Marco Polo del Nero y Ricardo Teixeira son los dirigentes que encabezan una denuncia interpuesta ante la Justicia para remover del cargo al máximo dirigente brasileño.

Si esto ocurre, la CBF tendrá un interventor a cargo y esto podría desembocar en una posible sanción por parte de la FIFA. El estatuto del organismo internacional advierte a cada asociación miembro que si hay una intervención a la entidad o si resuelven sus problemas con intromisión de terceros, ésta corre riesgo de ser suspendida.

Y si la suspensión se hace efectiva, Fluminense saldría perjudicado. El actual campeón de la Copa Libertadores podría ser descalificado del Mundial de Clubes, que se jugará a partir del próximo 12 de diciembre y hasta de la próxima Libertadores de 2024. Acá es donde la ilusión de los hinchas de Boca crece.

Los antecedentes en los que FIFA suspendió asociaciones miembro

FIFA dictamina en sus artículos 13 y 17 del Estatuto que “las asociaciones miembro están obligadas a administrar sus asuntos de forma independiente sin injerencias de terceros. En Brasil, la intervención de la Justicia, así como también la de Marco Polo del Nero, quien ya fue suspendido por la FIFA por hechos de corrupción, supondría una violación a dichas normas.

Existen algunos países que no han cumplido exactamente al pie de la letra estos artículos del Estatuto. Sin ir más lejos, Argentina estuvo a punto de recibir una sanción por parte de la FIFA. Tras la muerte de Julio Humberto Grondona, la amenaza de intervención del Estado Nacional y el famoso 38-38 en las votaciones a presidente entre Luis Segura y Marcelo Tinelli fue el propio organismo madre del fútbol mundial el que creó la Comisión Normalizadora (encabezada por Armando Pérez). La propia intervención de FIFA evitó que hubiese una posible sanción.

Kuwait supo recibir el máximo castigo de FIFA

Así como el ejemplo de Argentina también hay otros en los que FIFA actuó sin ningún tipo de lamento. El caso más inmediato en donde hubo una sanción y descalificación para clubes y selecciones fue entre los años 2013 y 2015 cuando Kuwait recibió el máximo castigo por parte del organismo internacional.

Fue en octubre de 2015 cuando el Parlamento de Kuwait aprobó una nueva ley del deporte en donde intervino y disolvió el Comité Olímpico Nacional y la Federación de Fútbol de Kuwait, entre otras instituciones. A raíz de esto, FIFA decidió sancionar a ese país con la descalificación de su selección y de los clubes de todas sus competencias oficiales. Es el caso más extremo y cuya sanción duró más tiempo, ya que recién se pudo levantar en octubre de 2017.

Otros países que también han sido suspendido de tal manera por FIFA han sido Camerún en 2013 y Nigeria en 2014. Sin embargo, sus sanciones duraron muy pocos días, luego de que se revisaron dichas decisiones y, finalmente, lograron levantar los castigos.

Así como Argentina fue advertida por FIFA debido a la posible intervención del Estado nacional o algún tercero, hubo otros casos similares como Chile, Perú y Grecia. El caso más reciente ocurrió en El Salvador en julio de 2022 en donde se nombró a una Comisión Normalizadora.

¿Qué tiene que pasar para que Boca vaya al Mundial de Clubes y la Copa Libertadores?

FIFA debe imponerle el máximo castigo posible a Brasil para que Fluminense sea descalificado del Mundial de Clubes y la Copa Libertadores 2024, lo que abriría la chance para Boca. Es decir debería suceder algo similar como lo ocurrido en Kuwait. En primer lugar, la CBF debería imponer un interventor sin permiso alguno de la FIFA. Y, segundo, esto tendría que suceder inmediatamente y extenderse por un buen tiempo.

El timing es el peor enemigo para Boca si quiere ir al próximo Mundial de Clubes. Quedan menos de 10 días para el inicio de esta competencia, más allá de que el debut de Fluminense será recién el 18 de diciembre. Sin embargo, para que el ‘Xeneize’ pueda ocupar su lugar, los hechos ya trascendidos en Brasil deberían tener una definición en las próximas horas. Caso contrario, por falta de tiempo, no podría viajar a Arabia Saudita.

Si la situación de la CBF y una hipotética sanción de FIFA se extiende hasta el mes de febrero y marzo, entonces Boca podría soñar con la posibilidad de ocupar el lugar de Fluminense en la Copa Libertadores 2024. Sin embargo, las chances son remotas y parece difícil que en Brasil impidan que sus equipos jueguen dicha competencia, sobre todo por lo deportivo, pero también por lo económico (derechos de televisación).

Encuesta ¿Creés que Boca tiene chances de jugar el Mundial de Clubes y la Copa Libertadores 2024?

¿Creés que Boca tiene chances de jugar el Mundial de Clubes y la Copa Libertadores 2024?

YA VOTARON 0 PERSONAS