Un verdadero coloso. Dueño de hitos que distinguen su gloria deportiva, con una inserción social y popular, masiva y profunda, que genera pasiones y odios, depende el lugar de Rosario que se transite. En tantos años de vida, Newell’s Old Boys consiguió convertirse en uno de los clubes más importantes del país.

Su cuna aristocrática, los títulos, su escuela futbolística, ese semillero del que nacieron tantas figuras y leyendas del fútbol mundial, que lo colocan en un pedestal dentro del fútbol argentino.

Los orígenes

La historia del club comenzó con la llegada del inglés Issac Newell a la Argentina. A sus 16 años, se instaló en Rosario y armó su familia. En 1884 fundó su propio establecimiento educativo: el Colegio Comercial Anglicano Argentino. Ese mismo año traería desde Inglaterra el primer balón de cuero y el primer reglamento oficial de fútbol a la Argentina, y fue entonces que en el colegio se comenzó a alternar el estudio con el deporte.

En 1900, Isaac ya enfermo, delegó la dirección del colegio en su hijo mayor, Claudio, quien en 1903 decidió fundar un club de fútbol con su nombre, y dos años más tarde formalmente quedaría constituido el Club Atlético Newell’s Old Boys.

Primeros pasos exitosos

El 30 de marzo de 1905 se creó la Liga Rosarina de Fútbol. La misma tenía como principal objetivo la organización de un torneo, y para esto se consiguió una copa donada por el Intendente de Rosario, Santiago Pinasco. El torneo comenzó el 21 de mayo y tuvo como ganador a Newell’s, dos fechas antes de su finalización. En 1906 repetiría el título, coronando así su bicampeonato.

Simultáneamente a la conformación de la Liga Rosarina, los equipos de Buenos Aires se agruparon en la llamada Asociación Argentina de Fútbol. Anualmente, las dos entidades enfrentaban a sus equipos. Uno de los casos fue la Copa de Honor, combinando equipos de ambas ciudades. En 1911Ñuls se consagró campeón ganándole la final al Club Porteño por 3 a 2.

Otro de los certámenes de esa época fue la Copa Dr. Carlos Ibarguren, la cual comenzó a disputarse en 1913, y enfrentaba a los campeones de las ligas de Rosario y Buenos Aires. Newell’s la consiguió en 1921, venciendo por 3-0 a Huracán.

Colores y el clásico

Cuando fundó el colegio, Isaac Newell eligió como emblema un escudo dividido en cuatro partes: en la superior izquierda, sobre fondo negro, un par de alas de mercurio; a la derecha, sobre fondo rojo, se recortaba la lámpara de la sabiduría; en el ángulo inferior izquierdo, aparecía la bandera inglesa, y a la derecha la bandera argentina.

Cuando fundó el colegio, Isaac Newell eligió como emblema un escudo dividido en cuatro partes: en la superior izquierda, sobre fondo negro, un par de alas de mercurio; a la derecha, sobre fondo rojo, se recortaba la lámpara de la sabiduría; en el ángulo inferior izquierdo, aparecía la bandera inglesa, y a la derecha la bandera argentina.

Pero, uno de los puntos centrales de su historia deportiva tiene como fecha el 18 de junio de 1905, cuando disputó su primer clásico frente a Rosario Central. Fue en Plaza Jewell y el triunfo fue rojinegro por 1 a 0. De esta forma, nacería el denominado clásico más antiguo del país. El primer cruce por torneos de la AFA se dio el 18 de junio de 1939 y fue empate 1 a 1Ángel Perucca adelantó a Newell’s, mientras que Alejandro Barrios igualó para Central.

Bautismo leproso

Una comisión de Damas de Beneficencia del Hospital Carrasco gestionó la realización de un partido a beneficio del dispensario que combatía el Mal de Hensen, comúnmente conocido como lepra. La invitación fue tanto para Newell’s como para Central.

NOB aceptó la invitación a formar parte del evento y, desde ese mismo momento, los empezaron a llamar los Leprosos. En cambio, Central no participó y de ahí el nacimiento de su apodo de Canallas.

El ingreso a AFA

En el año 1931, surge uno de los mayores cambios en el fútbol del país, ya que se tomó la decisión de dejar el amateurismo y profesionalizar el deporte, creando los primeros torneos profesionales en Argentina.

Recién en 1939, Newell’s solicitó su permiso para participar directamente de los torneos nacionales y juega su primer encuentro oficial frente a San Lorenzo, al que venció por 2 a 1 el 19 de marzo de 1939. Ese mismo año, lograría un meritorio cuarto puesto.

Simultáneamente a los torneos habituales, la AFA organizó otras competiciones a lo largo de su historia. Una de ellas, la Copa Adrián C. Escobar, tuvo lugar entre los años 1939 y 1949, y la disputaban los siete primeros equipos en la tabla de posiciones del torneo nacional. En el 49NOB se coronaría campeón, derrotando a Racing en la final.

El conjunto rojinegro descendió en una sola oportunidad de categoría: fue al finalizar la temporada de 1960. Y si bien, en 1961 ganaría el torneo de Primera B, no se le permitió subir a Primera División debido a que le descontaron 10 puntos -relegándolo al quinto puesto- por una acusación de incentivación.

Época de títulos

Desde 1964 comenzaría un trayecto exitoso, en la que jugadores y técnicos representaron a la Selección Argentina en reiteradas ocasiones y comenzó a vivir la verdadera gloria deportiva, con una deseada estabilidad que le permitió ganar, al menos, un título por década.

El primero de ellos sería el Metropolitano 1974, asegurándose el primer lugar tras un empate 2-2 con Central y después de ir perdiendo por dos goles. Uno de los equipos más vistosos del club fue el campeón que dirigió José Yudica en la temporada 1987/88.

Luego llegaría el turno de Marcelo Bielsa -el entrenador más relevante de su historia, el estadio lleva su nombre- con el que ganó el certamen 1990/91 -venciendo en la final a Boca- y el Clausura 92. Un tiempo después, se adjudicaría el Apertura 2004 con Américo Gallego y el Final 2013, de la mano del Tata Martino.

Cantera de talentos

Justamente, Gerardo Martino quizás sea el nombre por el que haya que comenzar a la hora de mencionar referentes e ídolos. Es que, el Tata trasciende fronteras, tiempos, roles y en todos se ha destacado. Pero es imposible no mencionar a Víctor RamosSantiago SantamaríaMario ZanabriaFernando GamboaJuan Manuel LlopNorberto ScoponiIgnacio Scocco y Maxi Rodríguez, entre muchos otros.

Pero si hay un detalle que marca la historia deportiva de Ñuls es su calidad formativa. Cuna de talentos, son muchas las figuras del fútbol argentino y mundial que salieron de su cantera. Algunos de los más trascendentes: Mauricio PochettinoGabriel HeinzeGabriel BatistutaJorge ValdanoRoberto Sensini, Abel BalboEduardo BerizzoLionel Scaloni y tantos más.

Pero hay dos casos que son emblemáticos: Maradona y Messi. El arribo de Diego fue una explosión, con 50 mil fanáticos en su primer entrenamiento y, aunque su paso contaría sólo de cinco partidos oficiales, dos amistosos y un gol, el recuerdo en el corazón de los hinchas es imborrable. Pero también puede enorgullecerse por ser el único club argentino que está en el corazón de LionelEl sueño del retorno para cerrar su carrera, después de haberse ido a los 13 años a las categorías menores del FC Barcelona, sigue latente.

Sigue explorando el mundo de Newell’s Old Boys: ¡Seguínos en redes sociales para estar al tanto de las últimas noticias y eventos del club!