El sábado pasado, Paris Saint-Germain confirmó a tráves de sus redes sociales que Neymar firmó un nuevo contrato con el club parisino. El astro brasileño tenía vínculo hasta mediados del 2022, renovó y cerró las puertas a un posible regreso al Barcelona, del que tanto se habló en las últimas semanas.

+ Sergio Agüero, el jugador con más títulos en la historia del Manchester City

+ Manchester City se consagró campeón de la Premier League

Durante el fin de semana, desde Francia reportan que la vuelta del extremo a España no se dio porque, entre otros aspectos, el Barça no pudo ofrecerle el mismo contrato que el PSG en medio de una necesidad de refinanciar una deuda de alrededor de 300 millones de euros. Además, el club parisino también hizo lo suyo.

Según informó SportParis Saint-Germain le prometió a Neymar dos refuerzos de jerarquía mundial para el próximo mercado de pases. Está claro que al equipo de Mauricio Pochettino le alcanzó en las semifinales y, para colmo, el futuro de Kylian Mbappé es realmente una incógnita que promete dar que hablar en los próximos meses.

¿Compañeros? Así son Messi y Sergio Ramos como rivales. Foto: Getty

El medio español aseguró que uno de ellos ha sido nada menos que Lionel Messi, quien todavía no firmó su renovación de contrato con Barcelona y desde enero puede aceptar un precontrato de cualquier equipo del mundo. El delantero le habría ordenado a su representante (y padre) que se siente a negociar con los directivos culés recién cuando termine la Liga Española. Por ahora, parece que PSG está expectante al argentino.

Por último, el segundo refuerzo prometido sí parece más factible: se trata de Sergio Ramos, uno de los capitanes más importantes de la historia del Real Madrid. El defensor central español de 35 años parece cada vez más afuera de la Casa Blanca al estar estancadas las negociaciones por renovar su contrato, que vence a mediados de año. Desde España dan como casi rotas las relaciones con Florentino Pérez. 

Se terminó el sueño del Barcelona con Neymar:

Al renovar con Paris Saint-Germain, el brasileño ahora tiene contrato hasta el 2025, es decir, hasta los 34 años de edad. Está claro que el club parisino, si aceptaba negociar con Barcelona, pretendía recuperar algo de los 222 millones de euros que invirtió hace unos años en el fichaje más caro de la historia. Por el largo del nuevo contrato, ahora sí parece imposible volver a ver a Neymar en el único club donde fue campeón de la Champions League.